«No se olviden de nosotros»| En sector Florida y Valle de Leán hay un antes y un después tras Iota y Eta

1109

SAN PEDRO SULA, HONDURAS. El Valle de Leán y el sector Florida eran zonas productivas, habitadas por personas llenas de tranquilidad, sin embargo, lo suscitado por Eta e Iota, cambió todo.

El Valle de Leán es un sector comprendido por varias comunidades que pertenecen al municipio de Arizona, Atlántida. Es una zona que se caracteriza por los trabajos agrícolas y ganaderos, rodeada por muchas fuentes de agua, que suelen fortalecer las actividades mencionadas.

Lo mismo suele suceder con el sector Florida, ahí las comunidades se han caracterizado por el desarrollo y el espíritu valiente.

Puede interesarle: «Misericordia Dios»: Eta destruye comunidad en Yoro; «ya no se sabe nada de ellos»

No obstante, todo parece haber cambiado, cuando el fenómeno climático Eta azotó duramente con fuertes tormentas, provocando el pánico entre los pobladores que ahí habitan, y los familiares que salieron del país tiempo atrás, en busca de nuevas oportunidades.

El destrozo parecía que no podía empeorar para los pobladores de las zonas mencionadas. No obstante, la naturaleza golpeó ferozmente con Iota, empeorando la situación vivida para las personas.

La tranquilidad que se respiraba por el momento solo vive en el recuerdo de la población, y ahora solo existen pensamientos orientados a levantar de alguna forma, lo que dejó Iota y Eta.

Ayudas

El corazón de propios y extraños se ha hecho presente, después del ataque brutal que tuvo el sector. Sin embargo, los pobladores siguen sosteniendo que se ocupa más ayuda, pues levantar el lugar requiere de muchos esfuerzos.

Hoy el dolor y el miedo siguen embargando a las personas de esas comunidades, quienes a pesar de todo, siguen creyendo y teniendo fe, de que el lugar lleno de alegría y tranquilidad volverá.

Puede interesarle: «Se perdió absolutamente todo»: Valle de Lean y sector Florida ruegan por apoyo

Servicios básicos

Algunas comunidades están urgidas de servicios básicos como el agua potable, el fluido eléctrico, y el arreglo del tramo carretero, porque incluso para abastecerse de alimentos se les vuelve complicado.

Incomunicados

Una de las mayores preocupaciones radica en la pérdida de las tramos carreteros, ya que las inundaciones destruyeron los accesos.

Incluso, un puente que conectaba a la aldea de Nueva Florida, con otras localidades, quedó dañado, y los pobladores para evitar cruzar el río, han ingeniado construir una escalera, y así poder cruzar. A continuación, puede constatarlo, en las siguientes imágenes.

Casas destruidas

Otra consecuencia suscitada por Iota y Eta es la destrucción de muchas casas en el sector, las cuales en muchas ocasiones son construidas con mucho esfuerzo. Incluso, varias personas del lugar optan por salir del país. Lo anterior, porque esa es una opción factible, para cumplir el sueño de tener una vivienda.

Reconstruir 

A pesar de toda la destrucción, la esperanza de reconstruir nuevamente a la zona, se ve en los rostros de las personas que regresaron a sus casas para rescatar todo lo que se pueda. No obstante, solicitan que no los dejen en el olvido, pues es evidente que necesitan apoyo.


Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn