Sector ferretero «navega» entre suspensiones a empleados y alivios temporales

612
Foto de internet, referencial de una ferretería.

Honduras. «El sector ferretero está sufriendo pérdidas mensuales, a pesar de que se operó 15 días en marzo», asevera un empresario a Tiempo Digital al exponer la preocupante situación del rubro ante el covid-19.

Son más de 500 ferreterías que se contabilizan en San Pedro Sula y en el Valle de Sula. Estas dan aproximadamente 18,000 empleos, y a nivel nacional pueden sobrepasar los 50,000 empleos directos.

No obstante, estas empresas han suspendido los salarios de sus empleados, ya que no han estado en labores debido a los toques de queda en el departamento de Cortés, el más afectado por el covid-19, con 863 infectados hasta el momento.

Por lo anterior, las ferreterías que habían sido autorizadas para operar en San Pedro Sula, así como en otros municipios del como El Progreso y en el departamento de Colón, tuvieron que volver a cerrar por las disposiciones de la Secretaría de Salud y Sinager.

«Con los colaboradores hemos tomado algunas decisiones, algunas empresas hemos sostenido la planilla hasta el 30 de abril. Después de esta fecha hemos tenido que incluir al 50% de los trabajadores al programa de alivio temporal del Estado (cuatro Meses)«, explica el empresario.

Asevera que «todas las personas que yo retiré reciben 6,000.00. Para reunir este pago, 3,000 se sacan de los fondos del Rap que el empleado tiene, 2000 paga el patrono y 1000 los da el Gobierno». Sin embargo, no es una estrategia para todos los dueños de ferreterías.

Sin embargo, «con el personal restante hemos renegociado su salario con la esperanza que al autorizarnos reabrir, tengamos personal básico para la operación de la empresa».

«Desconozco si otras empresas de ferreterías han hecho lo mismo, aunque si me doy cuenta que otro tipo de empresas simplemente han cerrado sus negocios dejando en el aire a sus trabajadores», expone el ciudadano, consciente de la necesidad y esfuerzo que también hay entre los ciudadanos.

Hay compromisos con proveedores

Los propietarios de las ferreterías dicen que no aguantan el impacto. Desean volver a operar de manera regular como lo están haciendo sus homólogas en otros departamentos. Aseguran que cuentan con el protocolo de bioseguridad para evitar contagios de coronavirus.

«La economía antes del covid no estaba buena para el sector ferretero, por lo que si sumamos el elemento pandémico la situación se volvió asfixiante», enfatiza el empresario ferretero.

Las responsabilidades son grandes, y no sólo con los trabajadores. «Hay compromiso de pagos a proveedores del exterior y locales, compromisos para cubrir préstamos que aunque dieron prórroga, esta termina a finales de este mes».

Aclaró que en «junio se empiezan a pagar cuotas y el elemento más difícil es el de los costos fijos. De los que se tienen que cubrir haya o no ventas».

Por su parte, el presidente de la Asociación de ferreterías, Omar Monterroso, dijo que lograron hacer la apertura a nivel nacional. «Somos conscientes de la situación, especialmente en el departamento de Cortés y entendemos; pero no compartimos la decisión de clausurar el cierre de la industria ferretera en estas zonas”.

Indicó que ahora lo que sugieren es que lejos de castigar a la mayoría, se busque un mecanismo para penalizar a las empresas que no cumplen el protocolo de bioseguridad. Además, señala que la alcaldía tiene control de los permisos de construcción en San Pedro Sula, y eso puede ser beneficioso para abrir el rubro.

De interés: Bueso Arias: Con compras directas se pretendía favorecer a INVEST-H y COPECO