Luis Miguel, por entonces, estaba en Sudamérica a punto de brindar un show. Eso tal como se puede ver en las primeras escenas de Luis Miguel. La serie.

«Me acaban de llamar de Madrid. Tu padre está en un hospital», le dice su manager. El cantante duda frente a un espejo y sale caminando de su camarín hacia el escenario.

«Micky, te tenés que despedir de tu papá. Si no te vas a arrepentir toda tu vida», insiste el representante.

Entonces el artista sube a escena sin emitir ni una palabra y la multitud lo aplaude. Da media vuelta, reflexiona y, cuando parece que va a arrepentirse, enfrenta al público sonriente y se pone a cantar.

Luisito Rey murió el 10 de diciembre de 1992. Tenía 47 años y había ejercido sobre su hijo una oscura influencia que acompañó al cantante. Esto como una carga, a lo largo de toda su vida. Pero el Sol de México, como en esa escena de la serie, supo reponerse y nunca dejó de brillar.