Secretaría de Trabajo descarta aumento salarial a clase obrera hondureña

328

TEGUCIGALPA. La petición de aumento formulada por representantes de las tres centrales obreras de Honduras se podría desaparecer en una telaraña de cifras y proyecciones en la Secretaría del Trabajo y Seguridad Social.

Esta mañana, el Coordinador del Observatorio del Mercado Laboral de la STSS, Cándido Ordóñez, informó que debido al actual índice inflacionario del país, se descarta un aumento salarial así como lo solicita la clase obrera.

Norma Iris López en representación de las Centrales Obreras informó la semana pasada que se le solicitará al presidente de la República un reajuste salarial de tres mil lempiras amparados en la justificación de que el costo de los productos de la canasta básica superan los 7,000 lempiras sin mencionar la adquisición de otros bienes y servicios básicos en la vida diaria de los hondureños.

No obstante, Ordoñez, manifestó que la revisión de salario mínimo sólo se puede dar si se cumplen las salvaguardas que establece el convenio firmado en diciembre 2013 y vigente para 2014-2015 y 2016.

“El acuerdo de salario mínimo dice que se puede revisar este ajuste si la tasa de inflación es menor de 3% o mayor de 8% y en este momento la tasa de inflación es menor de 4, pero tenemos una meta establecida en el Programa Monetario del Banco Central para toda la economía, que es entre 4-5 y 6-5 por ciento”, manifestó el funcionario.

En ese sentido, explicó que de momento no se puede decir que la inflación a diciembre de este años puede estar arriba de 6.5% o abajo del 4.5 porque todavía faltan cinco meses del año para poder cumplir esa meta.

“Obviamente que el acuerdo del salario mínimo no escrito en piedra, pero está
firmado por las tres partes en donde se estableció de que si la inflación era en esos términos, no podía revisarse el acuerdo del salario mínimo”, amplió.

Es así que, Cándido Ordoñez, asegura que en este momento la solicitud de incremento solicitado por las centrales obreras no aplica.

“La realidad es que estos ajustes se hacen al final del año, pero obviamente que depende del acuerdo entre las partes, se puede revisar; pero si es menor de 4%, a quien le afecta es a los trabajadores, porque entre más baja, porque entre más baja es la inflación, es más bajo el ajuste y si quieren ajustarlo a una tasa mayor de la que se ajustó en 2013, eso tiene que cumplir ciertos requisitos”, ahondó el profesional.