Extraditan a EEUU a policía vinculado a los Valle

396

TEGUCIGALPA. Un policía hondureño perseguidor de delitos del crimen organizado o del narcotráfico pasó a ser un acusado y será acaba de ser extraditado hoy hacia los Estados Unidos.

Se trata del agente clase III, Wilmer Alonso Carranza Bonilla, perteneciente a la Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación (DNSEI), asignado a la Unidad Especial de Investigación de Delitos Contra el Lavado de Activos y Privación de Bienes.

El policía es traladado bajo fuertes medidas de seguridad.
El policía es traladado bajo fuertes medidas de seguridad.

El detenido utilizó el puesto que tenía dentro de la institución policial para colaborar con los hermanos Valle en las actividades de narcotráfico y delitos conexos, según la información proporcionada por fuentes oficiales.

[ot-caption title=»» url=»http://www.tiempo.hn/wp-content/uploads/2015/10/Ai58ZWCW3Q-WvyrJHEv1ye0YCybcyKty0wb0YedBUypZ.jpg»]

La captura de Carranza Bonilla fue ejecutada por elementos de la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES) a solicitud de un juez de Extradición de Primera Instancia mediante una orden de captura librada el 29 de abril del presente año.

Los hermanos José Inocente, Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle Valle, así como la esposa del primero, Marlen Griselda Amaya, fueron capturados en operativos que iniciaron el 3 de octubre de 2014 en Copán y, posteriormente, extraditados a Estados Unidos y puestos a la orden de la justicia de aquel país por delitos de narcotráfico.

[ot-caption title=»» url=»http://www.tiempo.hn/wp-content/uploads/2015/10/AmlqsfANw6PS2bhUREdQqvXN-2EWLSv03lFTp4O6-Wly.jpg»]

Dos días después de la captura de Miguel Arnulfo y Luis Alonso cayó Héctor Fernández, alias “Don H”, en un operativo realizado en la residencial El Hatillo, al norte de la capital.

Carranza Bonilla se le supone responsable de los delitos de conspiración para distribuir cinco kilogramos o más de cocaína, conspiración para distribuir cinco kilogramos o más de cocaína.