El boxeador mexicano Saúl «Canelo» Álvarez recibió a través de Golden Boy Promotions una carta por parte de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) donde se le informó que debe hacer una defensa del título que le ganó al estadounidense Daniel Jacobs hace unos días como límite el 4 de agosto.

El jalisciense tendría solo dos meses para preparar su siguiente combate para no perder el cetro de la FIB (Foto: Reuters)
El jalisciense tendría solo dos meses para preparar su siguiente combate para no perder el cetro de la FIB.

Si el pugilista jalisciense no pacta un pleito antes de esa fecha con el retador número uno de ese organismo, que en este momento es Sergiy Derevyanchenko, podría perder el cetro.

«Las negociaciones deben comenzar de inmediato y concluirse antes del 15 de junio de 2019. Si los campamentos no llegan a un acuerdo antes de la fecha límite; la FIB ordenará una subasta con el mejor postor obteniendo el control promocional de la pelea», dice el comunicado.

Luego del triunfo de hace unos días sobre Daniel Jacobs, el boxeador ostenta los títulos mundiales de peso medio de la Federación Internacional de Boxeo; el Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Mundial de Boxeo.

Reacción del presidente de Golden Boy Promotions

El presidente Eric Gómez, dijo para la cadena deportiva estadounidense ESPN que en los próximos días se reunirá con Álvarez para determinar lo que se hará en los siguientes meses del año.

“Es realmente sorprendente y desafortunado que no hayamos recibido una carta de felicitación como lo habríamos hecho en el pasado. Nos reuniremos con ‘Canelo’ en la próxima semana para ver qué le gustaría hacer”, explicó el directivo.

La FIB avisó a los dos campamentos, tanto el de Álvarez como el de Derevyanchenko que tienen como máximo un plazo de 30 días para cerrar la pelea; de lo contrario se realizaría una subasta.

Este inconveniente retrasaría el tan esperado tercer capítulo entre el mexicano y Gennady Golovkin y, por lo tanto, el combate se realizaría como mínimo a partir del próximo año.

De hecho, algo parecido ya le sucedió al kazajo el año anterior cuando se le retiró el campeonato de la FIB; pues decidió pelear contra Vanes Martirosyan antes que luchar ante Derevyanchenko, por lo que si Saúl Álvarez prefiere el combate ante “GGG”, le pasará lo mismo.