Muere primogénita de Sarahí Espinal: «Algún día te diré cuánto te amo»

468
Sarahí Espinal
Sarahí Espinal, acompañó el mensaje con esta fotografía de su ultrasonido y unos zapatos de bebé.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Muy ilusionada se encontraba la presentadora Sarahi Espinal por la llegada de su bebé, sin embargo, no se hará realidad, pues su médico le informó que su hija había muerto en su quinto mes de gestación.

La presentadora de noticias de HRN posteó en su cuenta de Instagram «Hoy, hace una semana sin previo aviso, perdimos nuestro bebé. Nuestro doctor nos dijo que su corazoncito había dejado de latir, nos afirmó que no fue algo que hice o deje de hacer y que de 10 mujeres embarazadas 3 pierden su bebé».

Asimismo, Espinal dijo que para esas palabras no fueron de consuelo, pues fue todo lo contrario, fue más devastador; pues se llenó de enojo y se quería morir. Añadió que esta bebé sería el sello de un amor para siempre y que era una bebe muy esperada, sobretodo amada desde que se conoció que venía en camino.

«Saber que durante 5 meses conocí el amor a ciegas algo que nunca pensé que existía, estábamos listos para recibirlo», dijo la presentadora. De igual manera dijo que su bebe, nacería en el mes de mayo, precisamente para su cumpleaños.

Lea también: FOTOS: Saraí Espinal y José Coello se casan por lo civil

Carta íntegra de Sarahí Espinal

Justamente en mi cumpleaños iba a tener el regalo más grande del mundo, quien completaría mi existencia y llenaría de amor nuestro hogar. Hoy, hace una semana sin previo aviso, perdimos nuestro bebé. Nuestro doctor nos dijo que su corazoncito había dejado de latir, nos afirmó que no fue algo que hice o deje de hacer y que de 10 mujeres embarazadas 3 pierden su bebé.

Para mis estas frases no fueron un consuelo, al contrario, fue devastador, lleno de enojo, tristeza y hasta sentí ganas de morir. Mi primer Bebe que sellaría un amor por siempre, una bebe tan esperada, amada desde que se supo que venía en camino.

Soñar con mi bebe en mis brazos era lo que en este tiempo me hacía sentir la mujer más dichosa del mundo. Sin embargo, Dios decidió que un lunes 6 de enero ingresara a parto durante 17 horas, una cirugía y demás procedimientos del cual aún no le recuperó de hablar.

Pensé mucho en escribirlo, pero creo que, así como yo, habemos muchas que sufrimos mi Angelito un proceso largo, muy doloroso y difícil esto en silencio.

Saber que durante 5 meses conocí el amor a ciegas algo que nunca pensé que existía, estábamos listos para recibirlo, lo que más amaré en mi vida aún lloro día, noche y escribiendo este mensaje no saben cómo se me despedaza el corazón y reclamo a Dios del ¿por qué tanto dolor? ¿por qué yo? ¿Qué hice? ¿lba a ser una mala madre? Y mil preguntas más … pero poco a poco voy entendiendo que todo es bajo la voluntad de Dios y no la mía.

Ahora tengo un angelito que cuida de nuestro hogar y estoy segura que un pedazo de mi corazón ya está en el cielo.

La parte más dura de mi vida ha sido devolverle a Dios una parte de mi vida. Me ha costado mucho asimilar esto. Solo mi Dios sabe lo que estoy sufriendo aún. Nunca te tendré en mis brazos, pero algún día te diré cuánto te amo y te abrazaré por siempre.