Samsung lanza campaña para que usuarios de Huawei se cambien a Galaxy S10

229
Samsung lanza campaña
La medida se produce en medio de la disputa entre la compañía china y EE.UU., en la que Samsung se perfila como uno de los grandes ganadores.

REDACCIÓN. Samsung Singapur incluyó recientemente en su campaña ‘Trade-up’, que permite a los usuarios cambiar sus teléfonos por Galaxy S10, los modelos de Huawei Nova 3i, Mate 20, Mate 20 Pro, P20 y P20 Pro, según comunicó la compañía surcoreana a través de su página web.

La medida se produce en medio de la disputa entre la compañía china y EE.UU., en la que Samsung se perfila como uno de los grandes ganadores. El Gobierno estadounidense acusa de espiar mediante sus dispositivos para Pekín, algo que el gigante chino desmiente.

De este modo, los propietario de estos modelos podrán ir a cualquier tienda de Samsung, donde un trabajador valorará el estado del teléfono. Si el dispositivo está en buenas condiciones se le entregará un Galaxy S10 nuevo tras abonar la diferencia del coste, que oscilará entre 300 y 560 dólares.

El 15 de mayo el Departamento de Comercio de EE.UU. anunció la inclusión de Huawei y de 70 empresas afiliadas en una ‘lista negra’ que impediría al gigante chino de las telecomunicaciones comprar piezas y componentes a compañías norteamericanas sin la aprobación del Gobierno estadounidense.

La medida surgió a raíz de la firma del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de una orden ejecutiva en la que declaró una emergencia nacional por amenazas contra la tecnología estadounidense.

El pasado domingo trascendió que Google dejará de proporcionar soporte técnico a los servicios de Android para Huawei. Una decisión que priva a los nuevos dispositivos de la empresa china de productos sin licencia de código abierto como Google Play Store y Gmail.

Lea también: El Papa aboga por migrantes ante la «decadencia moral»: “Acoger, proteger e integrar”

Una amenaza 

Durante el primer trimestre del año, Huawei colocó por 59.1 millones de smartphones, lo que significó un crecimiento del 50.3 por ciento respecto al año pasado.

Con esta cifra se ubicó por encima de Apple, que vendió 36.4 millones de iPhones y reportó una caída del 30.2 por ciento.

Aunque Samsung se mantuvo a la cabeza tras vender 71.9 millones de dispositivos, lo cierto es que también registró una baja de 8.1 por ciento.