«Me dan ganas de llorar»: sampedranos temen no «coronar» a difuntos

312
Día de los Muertos

CORTÉS, HONDURAS. «Me dan ganas hasta de llorar solo de pensar (…)», fueron las palabras de tristeza de una joven sampedrana, quien no sabe si podrá ir a ‘coronar’ a sus familiares que fallecieron hace algunos años, pues hasta ahora, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER) no anuncia si permitirá la apertura de los cementerios durante el Día de los Muertos.

Hilda Portillo es originaria de Chamelecón, y en el cementerio del sector tiene sepultada a varios miembros de su familia: un hermano, quien murió siendo bebé, un hijo, de 9 años de dad, y una abuela, quien en 2007 perdió su lucha contra el cáncer.

Imposible olvidar

Y a pesar de que ya no están físicamente con ella, cada 1 y 2 de noviembre es cuando más cerca los siente.

«(…) Pues, eso espero, que abran, porque la verdad me dan ganas hasta de llorar solo de pensar que no van abrir, porque ya tengo hasta las flores que voy a llevar«, dijo con tristeza.

Y es que, para Hilda, que alguien abandone las tumbas de sus sus seres queridos, es decir, que una vez sepultados nunca los visite, es algo que sencillamente no se puede concebir. No es solo «tradición», sino amor, dijo.

«Ir a dejar las flores y limpiar la tumbas lo hago y se lo inculco a mis hijas, para que no se nos olvide que ahí hay restos de las personas que amamos, y me llena de satisfacción ir a dejar flores», agregó.

Sobre la apertura del cementerio de Chamelecón, comentó que éste, de momento está cerrado, desde que inició la pandemia, «y según dicen, solo dan permiso para ir a entierros».

Por tal motivo, ruega a las autoridades que permitan el ingreso a los camposantos de la ciudad durante la conmoración del Día de los Muertos (adultos) y Día de los Santos (niños).

Le podría interesar: La Ceiba: en antesala del Día de los Muertos, matan a vigilante de cementerio

¿Cuántas más?

Así como Hilda, muchas personas más en el Valle de Sula están atravesando la misma situación: no tener certeza de si podrán ir a dejar flores, arreglar tumbas y hasta entonar canciones en memoria de sus seres queridos.

De momento, el SINAGER no ha aprobado, ni dado a conocer, ningún mecanismo que permita las visitas a cementerios durante los días 1 y 2 de noviembre y Feriado Morazánico.

Pero en el Distrito Central, la Alcaldía tomó la iniciativa y anunció que, durante la próxima semana, los camposantos estarán abiertos, aunque, solo podrán entrar las personas que les corresponda circular según número de identidad.

Según el calendario de SINAGER, el domingo 1 de noviembre podrán salir los ciudadanos con terminación 2 y 3, y el 2 de noviembre, quienes tengan terminación 4 y 5. Los demás, deberán esperar días posteriores, aunque el día conmemorativo ya haya pasado.

Por otro lado, la AMDC acentuó que todos los familiares que se apersonen a los cementerios deberán cumplir de forma estricta con las medidas de bioseguridad.

«Se trabaja en la limpieza del cementerio General, Sipile, Divino Paraíso, El Durazno y Jardín de los Ángeles, en los que se implementará un plan de bioseguridad para prevenir el contagio del virus entre los asistentes», dice la nota informativa.

Policía Nacional, a espera de instrucciones

Y en cuanto al Valle de Sula, el subcomisionado Adolfo Ordóñez, vocero de la Policía Nacional (PN) en la zona norte, comentó a TIEMPO «Estamos pendientes de las instrucciones del SINAGER, pues se espera que emitirá algún comunicado».

«Eso no depende de la Policía Nacional o de la Secretaría de Seguridad, sino meramente del SINAGER», enfatizó.

TIEMPO Digital trató de comunicarse con Jair Meza, Dr. Francis Contreras y Carlos Cordero, quienes son representantes del SINAGER, pero no se obtuvo respuesta alguna.


Nota para nuestros lectores: 

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.