TEGUCIGALPA, Honduras. – Salvador Nasralla, candidato presidencial por la Alianza, desmintió hoy ser un misógino, tal y como lo han acusado algunas mujeres, entre ellas, Marlene Alvarenga.

Misógino: persona que siente aversión hacia las mujeres o no confía en ellas.

En relación a ello, Nasralla abordó junto a a prensa el tema de la propuesta sobre el respeto a paridad de género.

La misma, incluye igualdad de género en los procesos electorales.

“Les puedes preguntar a las mujeres que trabajaron conmigo, a Ana Joselina Fortín, a Kritza Pérez».

«A ellas nunca les levanté la palabra, a la nacionalista, Marlene Alvarenga, casada con un cachiro, nunca le levanté la palabra”, manifestó.

“Hay gente que puede dar fe de eso, es una mentira, es una campaña».

«Yo he trabajado con miles de mujeres. Jamás les he levantado la mano y jamás les he hecho insinuaciones sexuales”, apuntó.

“Es una campaña del Partido Nacional acusándome de misógino». Agregó también que él ha sido un impulsador de los derechos de la mujer hondureña.

Tambien le puede interesar: TSE inicia con la impresión de más de 18 millones de papeletas electorales

Acusasiones de Marlene

Marlene Alvarenga lo acusó de misógino.

En relación a ello, Marlene Alvarenga, candidata presidencial por el PAC, dio su opinión. Dijo que Salvador mentiría al decir que trata bien a las mujeres.

«Quiero desmentir a la señora Nasralla… perdón, al señor Nasralla».

«Porque una vez más le miente al pueblo diciendo que no les falta el respeto y les grita a las mujeres», señaló Alvarenga.

«Mantengo y sostengo en cualquier tribunal que Salvador Nasralla es un misógino; un hombre que discrimina a la mujer y la ve como un objeto», enfatizó.

Entre tanto dime y direte, este día la directora del Observatorio Contra la Violencia de la estatal Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), Migdonia Ayestas, pidió a los candidatos no mas ofensas entre ellos mismos.

Por lo anterior, se teme que se genere la violencia.

“En este momento se dicen palabras que ofenden a las personas y no discuten los problemas que realmente se necesita para el bien del país”, dijo Ayestas.