Honduras sin vacunas de Pfizer: Por «baja letalidad» quedó fuera, dice Salud; funerarias discrepan

760
Salud vacuna Pfizer funerarias

TEGUCIGALPA. Que Honduras registre en la actualidad una tasa de letalidad a causa de la COVID-19 del 2.4 % -la segunda más baja de Centroamérica- según la Universidad de Johns Hopkins de Estados Unidos, es el argumento que el mecanismo Covax expuso para dejar sin el primer lote de la vacuna Pfizer a la población hondureña.

Así lo explicó ayer, martes 2 de febrero, la titular de la Secretaría de Salud, Alba Consuelo Flores, durante su participación en un foro televisivo. En esa misma comparecencia, dijo que la vacuna de Pfizer sería distribuida en más de 100 países, donde había mayor necesidad, según su situación epidemiológica. Honduras era una de las naciones en la lista.

Sin embargo, «a última hora, al mecanismo Covax se le avisa que Pfizer apenas puede dispensar 300 mil dosis, entonces, un comité técnico empieza a tomar decisiones y evalúa las condiciones de los países, y a pesar de nuestras condiciones por el tema de los fenómenos meteorológicos, pues uno de los criterios para tomar la selección fue la tasa de letalidad y de América solo salió El Salvador«, explicó Flores.

Lea también: Salud: primer lote que vendrá a Honduras es de 124 mil vacunas de AstraZeneca

Vacuna de Pfizer

En la segunda semana de enero, TIEMPO DIGITAL informó que si Honduras no presentaba una propuesta para un plan de vacunación al mecanismo Covax, quedaría fuera del programa para recibir el primero lote de la vacuna de Pfizer. Una semana era el período de tiempo con el que las autoridades nacionales contaban para enviar ese requisito.

En caso de cumplir en tiempo y forma las peticiones de los organismos internacionales, Honduras recibiría un lote que permitiría inmunizar al 20 % de la población, es decir 1.9 millones de ciudadanos.

En respuesta a ello, Alba Consuelo Flores aclaró el pasado 19 de enero que sí enviaron la propuesta a Covax, y expresó que «tenemos confianza de ser elegidos, porque cumplimos todos los requisitos. Además, Honduras tiene uno de los mejores programas de inmunización a nivel mundial, y eso nos ha ayudado».

Dos semanas más tarde, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un comunicado donde aclaró que Honduras no quedó seleccionado entre los países participantes para adquirir una cantidad anticipada de dosis.

Pese a que Honduras forma parte del mecanismo Covax de la OMS, no calificó para recibir el citado lote y aunque el comunicado expresa que la tasa de mortalidad fue uno de los criterios a evaluar, tal y como lo dijo la secretaria de Salud, algunos sectores discrepan con ese argumento.

Cifras no coinciden

Al cierre de 2020, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER) reportó un total de 122,763 casos confirmados y 3,141 muertos por la COVID-19, mientras que la tasa de letalidad alcanzó el 2.56 %.

A la fecha, la cifra de decesos por la mortal enfermedad ascendió a 3,638, pero la tasa de letalidad bajó a 2.4%, según revela el más reciente reporte de Sinager.

En contraparte, la Asociación de Funerarias de Honduras, maneja otras estadística más alarmantes. Desde que inició la pandemia, al 31 de diciembre de 2020, ese rubro reportó más de 6 mil muertes a nivel nacional.

Pero el mortal virus sigue cobrando la vida de más personas en el inicio de 2021, y hasta el 28 de enero pasado, las Funerarias reportan 1,100 muertes, así lo detalló a TIEMPO DIGITAL Edwin Lanza, presidente de esa asociación.

En ese sentido, el entrevistado discrepó con la funcionaria de Salud sobre la cifra que actualmente presentan a la población de la tasa de letalidad por Covid en el país, así también sobre la supuesta influencia de ese dato en la adquisición de la vacuna de Pfizer.

«Debe ser otro factor, porque en enero de este año, la cantidad de muertos fue más alta que en la parte media de la pandemia el año pasado. Entre junio y julio de 2020, teníamos 800 fallecidos y ahorita solo en enero sobrepasamos los mil. Las cifras siempre las han ocultado», expresó Lanza.

«¿Y las clínicas privadas?»

A renglón seguido, cuestionó que las autoridades solo recopilan los datos del Hospital Escuela, San Felipe, Tórax, el Hospital María, Leonardo Martínez entre otros, pero ¿Qué pasa con las clínicas privadas?»

En esos lugares, también se registran decesos por COVID-19, así como también hay casos en el interior del país, lugares a los que ellos, como asociación, sí tienen acceso a esas cifras, explicó Lanza.

«Por eso nuestras cifras son más confiables porque yo conozco todas las funerarias a nivel nacional y esos datos no los tiene el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), ni Sinager, menos el Gobierno«, aseveró.