violencia doméstica

REDACCIÓN. Rusia despenalizó la violencia doméstica cuando esta no cause daños a la salud de una persona y no sea repetitivo.

La Duma rusa ha aprobado este viernes la última lectura el proyecto de ley que despenaliza la violencia doméstica. Siempre que la agresión no cause daños a la salud de la víctima y no se reitere.

La nueva ley establece que las agresiones que causen dolor físico y dejen moratones o arañazos a la víctimas no serán consideradas un delito.

Sólo cuando el agresor vuelva a golpear al familiar podrá ser procesado por la vía penal y castigado con la cárcel. Y únicamente cuando el agredido logre demostrar los hechos, porque la justicia no actuará de oficio en estos casos.

«Las víctimas deberán reunir ellas mismas todas las pruebas y acudir a todas las vistas en los tribunales para probarlo. Es absurdo que no se actúe de oficio. El agredido debe investigar su propio caso», ha explicado la abogada especializada en violencia de género Marí Davtián.

Las oficinas rusas donde se procesó la propuesta.
Las oficinas rusas donde se procesó la propuesta.

90% de los denunciantes «no acuden a los juzgados, porque el procedimiento es difícil y el agresor es alguien cercano. Que casi siempre comparte hogar con su víctima», ha agregado.

VIOLENCIA DOMÉSTICA EN RUSIA

El presidente de la Duma, Viacheslav Volodin, consideró inaceptable las presiones por parte del Consejo de Europa. Que se dirigió por escrito a ambas cámaras del Parlamento ruso para expresar su preocupación.

Según encuestas, un 60% de los rusos respaldan reducción del castigo para conflictos menores en el seno familiar.

Entre 12.000 y 14.000 mujeres mueren todos los años a manos de sus parejas, según datos difundidos por el Ministerio de Interior ruso en 2008. Mientras otras fuentes hablan de que una mujer muere cada 40 minutos en Rusia víctima de la violencia de género.