«Rude Boy»: el humilde mecánico que huyó en una caravana hacia el éxito

759

El tiempo pasó y creyó que ya no había posibilidad de cumplir su sueño. Luchó tanto, llegó, y parecía que para nada. Pero, siete meses después, lo dejaron libre. De inmediato se reencontró con su cónyuge y su vástago. Se adentró en aquel «nuevo mundo».

Ahora reside en Denver, Colorado. No obstante, se arriesgó ya que la música sigue siendo su vida. Viajó por 24 horas en autobús -no tenía cómo hacerlo de otra manera- para así presentarse a una audición para el reality show «Tengo Talento, Mucho Talento«.

Lea también: Rude Boy inspiró a miles con sus palabras: «Todos somos iguales»

$100 mil por un triunfo «de Honduras»

Con canciones de su propia autoría, el hondureño rompió los escenarios y ganó toda llave que se le colocó enfrente. La armonía de su voz con el ritmo y la letra generó que hasta los jueces lloraran en varias ocasiones.

Cantó música dedicada a su padre, a su patria y a la migración. Y, para su presentación final sacó a relucir su canción «Amor del Ocho» un tributo a una fecha que es muy importante para él y al programa infantil «El Chavo del Ocho«, que a él le encantó desde niño.

Ante la sorpresa de muchos, aquel joven mecánico de El Progreso, Yoro, ganó el primer lugar. Se agenció 100 mil dólares y un contrato musical. Su vida tuvo un giro de 180 grados y lo llevó a ser un éxito en televisión internacional, todo luego de que nunca abandonó su sueño de ser grande en la música.

«Hoy no gana Rude Boy, hoy gana Honduras», inició diciendo el catracho al tomar el micrófono después de su gran logro.

«(Hoy ganamos) todos aquellos que hemos sido subestimados y que nos han dicho que nos rindamos que no vamos a poder cumplir nuestros sueños. Pero, ¿saben qué?, no les vamos a dar el gusto», agregó con euforia.

Con la humildad que le caracteriza, dejó en un segundo plano el dinero y mencionó que para él es más importante ver la reacción de su padre. «No me importan 100 mil dólares, me importa sacarle una sonrisa a mi padre», expresó.

¿Qué dice su papá?

«Me sacó sonrisas y también lágrimas de alegría; me hizo sentir el padre más rico y el que tenía todo en esta tierra», respondió Óscar Omar Fuentes, a las palabras de su hijo Rude Boy.

Lo hizo en un video que se compartió en redes sociales este jueves. Además, manifestó que él siempre estuvo al pendiente de su vástago y lo apoyó en la música porque «es lo que a él le gustaba».

«Estamos muy felices y creo que toda Honduras, porque mi hijo supo representar el nombre de nuestro país», acotó con notable alegría.

Asimismo, contó que a él lo han criticado por ser alguien «vieja escuela», con otro tipo de buenas costumbres. Sin embargo, aseguró que, pese a que le dicen que es «anticuado», esas prácticas inculcó a su descendencia «y ahí está el fruto de esa disciplina».

«Espero que esto sirva de ejemplo para los Gobiernos para que puedan apoyar el talento que hay interno en nuestro país», agregó.

Óscar Fuentes
Óscar Omar Fuentes reaccionó muy orgulloso luego del triunfo de su hijo en Estados Unidos.

«Rude Boy» es el muchacho de oro que dejó a Honduras en una caravana pero que se no olvida de su pueblo. Además, será un talento que seguirá dando de qué hablar; tiene aún más de 50 canciones -que él mismo escribió- que están listas para salir a la luz en cualquier momento.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn