Rony Figueroa anticipó su asesinato: «Sé que me van a matar»

822
Figueroa
Frente a su hogar en la colonia Buenos Aires, asesinaron al dirigente de transporte Rony Figueroa.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Rony Figueroa, quien fungía como dirigente del rubro de taxis, anticipó en varias ocasiones que lo matarían.

Figueroa denunció la inseguridad que aqueja el sector transporte y, por tanto, señaló en su momento que la muerte de él y otros dirigentes era inminente, pero habían «perdido el miedo«.

En horas de la tarde de ayer (jueves) las amenazas que había recibido se convirtieron en realidad, pues falleció de manera instantánea tras ser atacado a disparos frente a su casa de habitación.

En sus denuncias acusó que las intimidaciones, y los numerosos cobros de extorsión que sufrían provenían de la estructura criminal Mara Salvatrucha (MS-13), y por tanto, pidió protección a las fuerzas de seguridad, pero no se le escuchó.

Lea también: Transporte solicita cámaras en unidades para combatir extorsión

Anuncios: Crónica de una muerte más que predecible

Podría ser considerado hasta escalofriante saber que Figueroa pidió protección porque sabía que iba a morir, no obstante, ya no podía soportar más el flagelo que atenta contra el trabajo honesto.

Mencionó que el problema sostiene «de rodillas» al pueblo, y él se convirtió en parte de la cifra fatal que lo demuestra.

«Sabemos que nos van a matar, ya perdimos el miedo porque ya no podemos más, esta estructura criminal tiene de rodillas al pueblo hondureño», aseveró en su momento.

En otra oportunidad, remarcó la repercusión que tendría su abstinencia al silencio. Además, hizo una solicitud que fue en vano.

«Nosotros no les tenemos miedo a estos delincuentes, ya los tenemos identificados, pero sabemos que nos van a matar. Estos delincuentes, extorsionadores, no se miden; son millones y millones de lempiras los que reciben, pedimos seguridad«, clamó.

Alertó también que cerrarían más puntos de taxis colectivos, debido al oneroso cobro ilegal.

¿Quiénes están detrás? 

Los departamentos de investigación de la Policía Nacional serán quienes intentarán dilucidar el trasfondo del asesinato del exvicepresidente de la Asociación de Taxis de Honduras (Ataxis).

No obstante, deberán prestar atención a los detalles que el mismo Figueroa vertía, donde atribuía la autoría de las presiones y amenazas a una estructura criminal.

«Son los de la estructura criminal MS-13, estamos cansados de tanta extorsión,
tenemos 10 años de estar pagando, la Policía lo sabe. Sé que me van a
matar», denunció.

Es más, se atrevió a aclarar que eran mareros de la colonia 3 de mayo que les impedían laborar en paz.

En su momento expresó que sólo se mantenían bajo la mano de Dios: «No sé cuál es
la irresponsabilidad de la Policía Nacional, o del presidente, será que no mandan, aquí nosotros ponemos los muertos. Hay una amenaza de muerte de la MS, nosotros estamos a la mano de Dios«.

Rony Figueroa está siendo velado la mañana de este viernes en la iglesia católica de la colonia 15 de septiembre.