VÍDEO: Se roban una virgen en municipio de Ocotepeque

De momento no se conoces quiénes habrían participado en el indignante atraco.

413

REDACCIÓN. En las últimas horas se dio a conocer acerca del robo de una virgen en el Municipio de Santa Fe, departamento de Ocotepeque, occidente del país.

De acuerdo a lo referido por medios locales, inescrupulosos llegaron a la iglesia católica y se llevaron la Virgen «De Los Dolores» sin que alguien los pudiese detener; sin embargo, cámaras ubicadas cerca de la iglesia captaron el momento en el que se la llevaban en una bolsa negra.

Pobladores de Santa Fe están consternados ante un hecho que dicen ellos «no tiene perdón de Dios», pero de quienes hasta ahora no se sabe nada.

«No sabemos para dónde se la llevaron, pedimos que nos ayuden a encontrarla, es nuestra madre santísima que respetamos porque ella nos motiva a tener fe en la iglesia católica, no decimos que es un Dios, pero lo representa aquí en la tierra», dijo una de las fieles en dicho sitio rural.

SÉPALO

El sacerdote Juan Ángel López aseguró meses atrás que la imagen de la Virgen María en Danlí lloró y pidió que se verificase.

El líder religioso detalló que al llegar al Santuario del Campus Santiago Apóstol de la Universidad Católica de Danlí, El Paraíso, observó lágrimas en los ojos de la imagen.“Yo no digo que sea cierto, estoy diciendo que es posible y que esto se verifique”, dijo el párroco.

Por su parte el cardenal Óscar Andrés Rodríguez interpretó el fenómeno como una señal divina por las constantes muertes en el país.

“Como muy bien dijo el padre Juan Ángel López, la Virgen María no puede sufrir porque está en el cielo y está con Dios, pero la señal de una imagen que tiene alguna lágrima, yo la interpreto así, no estamos felices y la madre del cielo menos de que se maten hermanos y hermanos“, manifestó. La máxima autoridad de la Iglesia Católica hizo un llamado a no continuar con la espiral de violencia que sufre el país.

Hizo un llamado a la población a recordar que Dios es el dueño de la vida y “nos la da para que la administremos con prudencia y nadie tiene derecho de quitarla”.