Rixi Moncada: nuevo Código Penal restringe libertades que la Constitución permite

576
nuevo Código Penal
Rixi Moncada manifiesta que nuevo Código Penal se contradice.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La dirigente del partido Libertad y Refundación (Libre), abogada Rixi Moncada, advirtió que el nuevo Código Penal restringe muchas libertades que son permitidas por la Constitución de la República.

Asimismo, la ex-funcionaria manifestó que realizó un análisis de algunas resoluciones que incluye el nuevo Código Penal. Por lo cual señaló que dicho documento tiene serias contradicciones.

Por lo anterior, Moncada argumentó que «la Constitución de la República dice que no debe haber censura anticipada. Frente a las nuevas necesidades de las comunicaciones, inmediatez y ante la necesidad que tienen todos los medios por competir”.

Medios de comunicación perderán inmediatez

En ese sentido, la abogada también agregó que el nuevo Código Penal tiene como propósito reprimir. Esto, porque se debe procurar que lo que la fuente diga sea cierto o falso. Por tanto, indicó que con esta determinación se pierde la inmediatez de los medios de comunicación.

Lea también: Colegio de Periodistas pedirá inconstitucionalidad de nuevo Código Penal

De igual manera, Rixi Moncada expresó que ella ha sufrido de todo tipo de ataques y difamación. No obstante, reiteró que ella prefiere la existencia de un estado democrático, donde los medios digan lo que quieran sin que se les ponga un bozal.

Nuevo código penal condiciona muchas libertades

Por otra parte, la dirigente subrayó que apoya que existan sanciones en los delitos contra el honor, pero que la pena no debería ser la prisión sino otro tipo de sanciones.

Finalmente, Moncada apuntó que en teoría la Constitución de la República afirma que existe la libertad de movilización, informar, expresarse libremente y la libertad de prensa.

Sin embargo, aunque la Constitución garantiza todo tipo de libertades, con el nuevo Código Penal la libertad queda condicionada.

Cabe destacar, que el nuevo Código Penal ha sido cuestionado por muchos sectores y gremios del país. Este, se percibe como un retroceso que amenaza la libertad de expresión.