Riflazos 658

394

“PIROPOS”

La “pipol” se acercó ayer al edificio anexo del MP para gritarle sus “piropos” a Marquitos, que llegó a rendir declaración con un bote de suero para la “diarrea hospitalaria”.

FLORES

Y hablando de “piropos”, el comisionado presidencial y los galenos se tiraron flores ayer por las redes. El primero acusa a los galenos de ser “gallos” para tuitiar y no para trabajar-

MOTE

Todos los galenos tuiteros, pero que están en la primera línea de batalla, reaccionaron publicando fotos en las salas COVID. De paso le clavaron el mote de “Gusandro”.

BARCO

La bulla en el Palacio es que está cerquita el día que un miembro del Gabine se tirará del barco y cantará todo lo que sabe sobre las compritas. ¿Seré yo, maestro?, dijo aquella.

VOLVIÓ

Chano Rivera volvió ayer a la pantalla chica, después de haber vencido al COVID, que toldeó por un par de semanas. El hombre de QHuboTv retornó renovado.

SEÑALES

El barco con los dichosos hospitales, que se había desaparecido de los radares por siete días, dio señales ayer. Le pusieron turbo. Pronostican que el viernes atracará en el puerto.

SEGUNDO

Manda decir el nuevo titular de la COPECO, que antes era el segundo a bordo, que no le echen la culpa de las compras de la “administración anterior”. ¡Vaya papo!

PARÁBOLAS

En estos tiempos de pandemia, hay un diputado sureño al que le ha dado de por tuitiar sus propias parábolas. “El desierto es un lugar de paso”, escribió el lunes.

COMPUNGIDOS

Por estas honduras hay un par de políticos y empresarios que están compungidos por la captura de los dos hijos de Martinelli, pero ninguno dice misa en Twitter.

PREOCUPADOS

Otros es que andan preocupados por la estrepitosa caída en las encuestas de POTUS. Saben que si allá estornudan, es posible que por aquí les pegue la COVID.