Riflazos 648

362
Riflazos 648

PERRAS

La audiencia de interpelación de ayer bien puede llamarse “Las perras de Marquitos”. Casi que dijo que hallar al proveedor de los hospitales inflables les costó tanto como hacer un “googlazo”. Y sobre por qué pagó por adelantado y sin garantía, juró que así se lo exigió el tal Axel. ¿Le habrá puesto una pistola en la sien?

APLAZADOS

Por cierto, el único que preguntó en esa audiencia como era debido fue Mario Segura. El jefe de los diputados “cheles” lo increpó varias veces. Los demás, aplazados como interrogadores. El danlidense, que dicen es bueno para tirarle el verbo a las nenas, andaba por la banana. “La bailarina” hizo las interrogantes de siempre. Y los demás, comparsa.

COMPARACIÓN

En una de las poquísimas interrogantes incómodas le consultaron por qué comprarle al intermediario y no al fabricante. ¿Y adivinen lo que respondió? Que cuando uno quiere una Toyota se va a la distribuidora, no a la fábrica en Asia. Según él, fue la mejor comparación del mundo. Sinceramente creen que la gente es bruta.

JUSTIFICAR

Otra cosa que el muchacho estuvo empeñado en justificar, es por qué movió el billete por Estados Unidos y no por Asia o por Europa, donde están los fabricantes. Dice que el mercado de los “Yunais” es menos “errático”. También juró que los hospitales no son inflables, ni son carpas. Ya créanle, hombre. Tiene derecho.

NO RENUNCIARÁ

Y para remachar, ya sintiéndose bien acuerpado por la mayoría azuleja de la comisión que lo interpeló, “Marquitos” dijo que no renunciará. Al muchacho le vale “changongo” que hasta sus mismos correligionarios andan retuitiando la etiqueta #DóndeEstáElDinero. Ni el amague del “fiscalón” lo puso a temblar. ¿A qué se atiene?