RIFLAZOS 52

281
Riflazos 52
Mauricio Oliva actual presidente del Congreso Nacional.

REPETICIÓN

En una misa negra en la que estuvo el hombre, los diputados azules electos decidieron ayer que, en caso que lleguen a conseguir mayoría calificada para nombrar a la nueva junta directiva del Legislativo, el presidente de ese poder del Estado será, por repetición, el doctor Mauricio Oliva. No la olió ni Reynaldo Sánchez ni Toño “Chocoyos”.

AMBIDIESTROS

Otros que se reúnen hoy son los diputados electos de las milicias eternamente jóvenes. Ahí, la mayoría apoya que el Partido Liberal haga mancuerna con la Alianza; y que sea un chele el que tome la presidencia. El rector va con todo a darles “línea partidaria” a sus muchachitos. A ver si le sale la jugada porque hay varios “ambidiestros”.

65

A propósito de los rojitos, ayer pasó por Toncontín disparando riflazos ESO. El ex presidenciable liberal, que por cierto es diputado electo, afirmó que cuál “linea partidaria” ni que ocho cuartos. Tampoco aceptará que le digan que no es liberal porque su abuelo puso el adoquín del parqueo en el Central Ejecutivo. Será que el vicepresidente se convertiría en el voto 65 que ocupan los azules para poner la directiva.

PRENDA

El diputado que no suelta prenda para dónde va a agarrar es el ex liberal y ahora udeista, Mario Noé Villafranca. Ayer le quisieron sacar prenda y no dijo ni pío. Diputado, pero el Partido Nacional cuenta con su voto para alcanzar la mayoría simple, le dijo un periodista. “Yo siempre he tomado mis propias decisiones”, respondió el ex ministro de Salud en aquel gobierno de seis meses, cuando no fumigaron al Aedes Aegypti.

CREIDITO

El embajador de Honduras ante la OEA anda creídito con que el informe de la MOE no va a pasar del Consejo Permanente. El graciano “amigo de todos” dice que en el Tamagás de  Colom y Quiroga se lee que hubo manipulación del sistema. Pero no con dolo en el tracateo del 26-11 y que por lo tanto no se justifica que los mandamases del organismo tiren la papa caliente a los cancilleres. Que sueñe Almagro, remató.