Riflazos

60
Asamblea de la Alianza

UNIDA

Tal como lo había escrito Riflazos, la Alianza de Oposición resolvió este fin de semana mantenerse unida, olvidar de momento las participaciones de Salvatore en las mesas preparatorias del diálogo que para el coordinador general son pura “pájara pinta” y organizar los “comandos de insurrección” para volver a las calles desde ayer mismo, hasta lograr que el hombre caiga.

BOCAS

La asamblea de LIBRE y PINU, que antes era en el Stibys o en el Instituto Central, fue esta vez en el Honduras Maya, con sillas acolchonadas para los asistentes y aire acondicionado a todo mecate. Los asambleístas y demás invitados especiales recibieron también al final un plato de bocas y su fresquitos. Los que se fueron churro son los que no pudieron entrar al salón principal.

DELFÍN

A la cita, todas las figuras de la Alianza llegaron por su cuenta. Manuel Zelaya arribó acompañado de su hijo, Héctor Manuel y de su delfín, el diputado Jorge Cálix, en un claro mensaje a la base de que Jorgito es el poderoso y que si Salvatore no se pone vivo en lo que queda de aquí a la elección, el abogado es la figura que puede sustituirle en la candidatura de la Alianza.

SILBATINA

Lo que quedó claro en la asamblea es que Salvatore ha perdido el apoyo de buena parte de la base de LIBRE. De hecho, Manuel Zelaya tuvo que explicar que el ex candidato llegaría hasta pasadas las 12 del mediodía porque estaba en 5 Deportivo y los asambleístas respondieron con una silbatina seguida del grito “Urge Mel” para insinuar quién debe ser el candidato. Pero el coordinador fue claro al decir que sin el ingeniero, la Alianza está incompleta.

VACAS

La nota jocosa de la asamblea la puso el coordinador. Aprovechó el show de Marvin Ponce para saludar a Ricardo Salgado, a quien le llamó “vaca intelectual”. Juró por doña Xiomara que su asesor será diputado en la próxima. A Carlos Eduardo Reina, le puso “vaca antifraude”; a Gerardo Torres le llamó “vaca internacional”; a Óscar Rivera le puso “vaca electoral” y a los diputados les dijo que eran “vacas parlamentarias”. Y desde luego, recordó que él es el “comandante vaquero”.