TRAGUITOS

Se les pasó la mano con la dichosa Ley Seca por el traqueteo electoral. En este país, donde de por sí no hay muchas libertades, ahora resulta que durante tres días la «people» no va a poder echarse sus traguitos. La arcaica medida comienza el sábado a las 6 de la mañana y termina el lunes a las 6 de la tarde. Se les olvida el dicho de la conspicua literata Juana La Loca: «En este país solo se puede vivir bolo o enamorado».

CARICIAS

Ayer cayó uno los grandes que el tatascán de la ATIC había cantado el día de la graduación de investigadores. Ricardo Castro había dicho que le daría una tocadita a algunos personajes que nunca habían recibido «caricias» del Ministerio Público. Pues  ayer sacaron de sus casas en pijamas los uñas largas del Colegio de Abogados de Honduras. ¿Quién será el próximo trofeo en tiempos del silencio electoral?

VIVO

En Roatán vieron el lunes a Ricardo Álvarez, no el que se peinó el gallo en Cholu, sino al otro. El vicepresidente fue a cerrar la campaña de los azules a la isla, donde él es que más «pegue» tiene. Allá dijo que se cambiará el nombre si en el próximo periodo no construyen la carretera central. Es vivo RIAL porque el compromiso lo hizo después de asegurarse que el proyecto ya está licitado. La construcción arranca muy muy pronto, aseguró.

KENNEDY

Esa misma noche, Salvatore se tomaba la Kennedy en Tegus. La Alianza hizo ahí su cierre de campaña. Llegó el comandante vaquero, pero no estuvo Xiomara. Y aunque estaba previsto que ahí tocaran Los Guaraguao y no se pudo porque los deportaron, entonces proyectaron en pantallas gigantes un mensaje grabado en Venezolandia. Prometieron volver para tocar en vivo «Las casas de cartón».

MICRÓFONO

Los candidatos a diputados andan haciendo estragos en los medios de comunicación. Los periodistas que dirigen los foros matutinos son los más asediados en estos días, donde ellos hay el único chance de que les metan el micrófono. Los futuros padres de la Patria mueren por salir en pantalla, en el último tramo de la recta electoral. Andan ofreciendo hasta leyes para construir puentes donde no hay ríos.