RISIÓN

De “risión” han servido las cárceles de “máxima seguridad” construidas con la diz que intención de transformar el sistema carcelario. Los tales “pozos” son charcos de sangre donde a cada rato se dan amotinamientos y pleitos entre los presos que acaban con saldos sangrientos. En el de Ilama, por ejemplo, el que sabe saltar tiene garantizado el escape. Como canguro se salen los presos.

ENTUERTO

Los miembros de la depuradora de los “chepitos” salieron ayer a ver cómo arreglaban un entuerto. Resulta que el Ministerio Público se fue contra unos oficiales metidos en unos rollos feos de presunto lavado de activos y que seguían trabajando en la “Poli”. El pastor leyó ayer por la tarde un comunicado instruyendo al ministro para que suspenda a los que ya días deberían haber sido suspendidos.

SABÍAN

A muchos vacacionistas nadie les saca de la cabeza que aquellos que dijimos sabían que se venían esos cántaros de agua en la semana morazánica, pero se quedaron calladitos para verse más bonitos y para que la gente mantuviera los planes de ir a turistear. Ahora la “pipol” anda brava porque, viajó, no pudo broncearse y de paso quedó hasta el cuello con las tarjetas de crédito.

SORPRESA

Gran sorpresa causó en estas honduras la salida de Naciones Unidas de la embajadora Nikki Haley, quien un mes después de que el hombre tomara posesión por segunda vez, vino a Tegus para visitarlo en su oficina del Palacio para “intensificar las relaciones bilaterales entre ambos países”. La diplomática dijo que se fue en buena armonía con su jefe y aseguró que no competirá en las primarias republicanas. Veremos.

PAPADAS

Quince años en el “tambo” le zamparon a la ex vicepresidenta chapina, Roxana Valdetti, dueña de una mansión en una zona exclusiva de la paradisíaca isla hondureña Roatán. A la ex funcionaria la habían acusado de actos de corrupción en el gobierno de Otto Pérez, quien también está en el “mamo”. La justicia guatemalteca no ha andado con papadas contra los uñudos.