Riflazos 202

239
Riflazos

OBISPOS

Las muestras de “cariño” son evidentes entre los obispos y el comandante vaquero después que algunos miembros de la Conferencia Episcopal  tiraran unas habladas. Primero fue Garachana quien dijo que le llegan chismecillos sobre que Zelaya se reúne bajo la mesa con el hombre y esta semana fue monseñor Darwin Andino, de Copán, quien lo acusó de querer quedarse en la guayaba allá por 2009.

FALSO

Y aunque Zelaya es católico, no se ha quedado calladito. Después de los dos disparos recibidos de los obispos, puso una letanía en su muro de Twitter. Se mostró extrañado de que en dos semanas recibiera los embates de los representantes de la Iglesia. Hasta la Sultana de Occidente mandó decir que el sustituto de “Tomatón” es “falso” y le pidió que presentara pruebas de lo que afirmaba.

DIPUTADITOS

Donde ayer también se puso caliente la cosa fue en el Congreso Infantil. La mini izquierda y la mini derecha tuvieron un encontronazo. Unos diputaditos de La Paz denunciaron que la mini junta directiva les negó la palabra y que no pudieron presentar unas mociones para que se aprobara una ley contra el trabajo infantil y una manifestación a favor del Estado de Derecho. Cualquier parecido a la realidad es mera coincidencia.

DESFILES

Y la división también abunda de cara a los desfiles del 15. Como en los últimos ocho años habrá marchas paralelas. De un lado amenazan con jalarle las orejas a profesores y estudiantes que se atrevan a participar en la “parada” no oficial. Pero del otro lado le están calentando la oreja a los cipotes diciéndoles que es fuera de orden ir sonar los tambores a quienes los gasean cuando protestan.

IDEOTA

Después de la andanada de críticas que recibió por las tales “redes fecales”, aquel diputado que buscaba impedir el ingreso al país de vehículos chocados, anunció ayer que va a retirar el proyecto. Al padre de la Patria le llovió duro y parejo pues hubo quienes consideraban que su “ideota” golpeaba a la clase media que no puede comprar carrito de agencia. Rectificar es de sabios, dice el dicho.