RIFLAZOS 20

0
288

DESPLUMADOS

Corre en los círculos políticos que en la Comisión de Bancos, la institución del Estado que mejor les paga a los burócratas, les están bajando 25 mil desplumados por cabeza a los trabajadores como aporte a la campaña del hombre. Bien dicen que no hay almuerzo gratis. Si ganan bien, que aporten bien.  Así es la lógica de las aportaciones azules.

COMANDANTE

El hombre fuerte del Frente a Frente dijo ayer en la mañana que de acuerdo a las últimas encuestas que ha visto, todo apunta a que después del 26 de noviembre cualquier decisión de Estado deberá negociarse con el coordinador de la Alianza de Oposición, ósea con el comandante vaquero. Lo que no quiso decir Renato fue si los comicios los ganará el hombre, Salvatore o el ex rector. El que tenga oídos que oiga, como dijo el colocho a sus discípulos.

CAMPAÑITA

Una campañita en contra le han montado en redes sociales a Gaby, la piedrita en el zapato de los corruptos. Algunos han olido que la mera mera del CNA está en pleno coqueteo con el ex rector porque quiere que la promueva para Fiscal General del Estado, cargo que quedará vacante en pocos meses. Desde ya, las piezas se mueven para evitar que la implacable abogada llegue a la silla de “Chincho”, como le dicen los aleros al número uno del Ministerio Público.

PINCHE

Se avivó la llama entre el Palacio y el Colegio Médico. La ministra de Salud salió  ofreciéndole a Suyapita un pinche ajuste salarial de 4.5 por ciento, cuando el ejército de batas blancas había pedido un 20 por ciento. Ante eso, los doctores han determinado volver a las asambleas informativas. Aquel que dijimos jura que el movimiento es político. Seguro ya vieron el censo electoral y confirmaron que la  neumóloga es de sangre rojita.

MOCOS

Tempranito le sonaron los mocos a la diputada olanchana, Teresa Cálix. La casa de la legisladora cachureca quedó pasconeada, después que a saber qué diablo le mandara tres ráfagas de balas en el término de una hora. Ella no sabe ni de dónde le vienen los disparos porque asegura que no mata ni moscas. La vivienda quedó como la de Mel, después que lo llegaron a sacar en pijama los militares aquel 28-6.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here