HALAGOS

Unos dicen que fue Melania y otros juran que fue Ivanka, pero los azulejos de la Honduras de acá están parados en 30 que quien hizo recular a Donal Trump en su política de separar a las familias que llegan a la frontera fue el mismísimo mandatario de estas Honduras. El hombre ha recibido halagados de sus fieles porque según ellos fue su visita a DC la que puso azorado a Trump.

PERIODISTAS

Pero como en esas redes sociales nadie detiene a nadie, ahí han hecho circular los tuits de unos periodistas que cubren la Casa Blanca y quienes afirman que cuando el hombre se reunió con el vicepresidente De los «Yunais», ya el hombre más poderoso del mundo había firmado la orden ejecutiva para frenar los horrorosos actos de segregación de niños indocumentados y sus padres. Cualquiera que haya sido, qué bien por los chiguines y sus tatas.

ADIVINEN

El comandante vaquero, que tampoco se queda callado en Twitter, publicó que medio mundo, desde de Oprah hasta el Apóstol Santiago se pronunciaron contra la decisión de enjaular los niños cuando llegan a la frontera. ¿El único que nunca dijo nada, ni en público ni en privado, adivinen quién es?, preguntó Mel mirando de re ojos a la colonia San Ignacio.

ANÁLISIS 

La que se ganó un premio ayer fue una vicecanciller que juró que quien tiene la culpa de que los niños se vayan mojados son ese montón de coyotes que vienen a traerlos desde México y Guatemala, y un montón de aquí de Honduras. Según el sesudo análisis de la diplomática Nelly Jerez cuando se atrapen a todos los traficantes no habrá más migración de cipotes. De replay!

YOREÑA

El clavo de juzgar a todos los personajes metidos en la caja de Pandora le cayó a la magistrada yoreña, Lidia Alvarez. El pleno de la Corte Suprema se reunió ayer para rifarse la suerte de llevar ese juicio en el que hay 38 imputados. La ex asesora de la ENEE y subdirectora del departamento de identificación del Registro, va a tener chamba cuando le toque sentar a ese montón de imputados.