Corredor Seco: Revisan avances en asistencia de población afectada por sequía

292

TEGUCIGALPA. Representantes del Sistema de las Naciones Unidas en Honduras (SNU) se desplazaron hasta varios municipios del Corredor Seco de Honduras con la finalidad de monitorear avances, identificar logros y también aspectos a mejorar, en los que se están ejecutando proyectos en seguridad alimentaria, nutrición, salud y agua, saneamiento e higiene para asistir a la población afectada por la sequía en 2015.

En total, son 23,717 personas que están siendo beneficiadas gracias a los recursos del Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF).

Además, técnicos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Programa Mundial de Alimentos (PMA), Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF) y la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), visitaron varias comunidades de los municipios de San Miguelito, Langue y Orocuina, ubicados en el Corredor Seco del país e interactuaron con las familias beneficiadas, gobiernos y autoridades locales, así como con los socios cooperantes en la región: ADRA, Ayuda en Acción/Sur en Acción, y Visión Mundial.

Entre las actividades realizadas, ofrecieron asistencia alimentaria a las familias más afectadas mediante la modalidad “cash and voucher”, al igual que alimentos fortificados para niños y niñas menores de 5 años con desnutrición aguda.

Igualmente se están fortaleciendo los servicios de salud en detección temprana, manejo de casos de deshidratación por diarrea; se está mejorando la captación de fuentes de agua, pozos, rehabilitación de caminos y campañas de higiene y limpieza de hogares para prevenir las epidemias de Zika, Dengue o Chicungunya.

EFECTOS DE LA SEQUÍA

La emergencia por sequía afectó a 1.3 millones de personas en 146 municipios de 12 departamentos, provocando inseguridad alimentaria moderada y severa, agravada por problemas crónicos de desnutrición y salud en hogares vulnerables de jornaleros, productores de autoconsumo, productores sin tierra y mujeres jefas de familia.

En este contexto, el SNU asumió el liderazgo y elaboró, en el marco de la Red Humanitaria, un Plan de Respuesta a la Emergencia para atender de manera integral las necesidades humanitarias de la crisis por sequía.

El Plan de Respuesta elaborado se enfoca en la asistencia humanitaria inmediata a más de 252 mil personas (50,586 familias) que se encuentran en situación de alta vulnerabilidad.