COVID-19: Repetir una mascarilla es peor que no usarla, revela estudio

1534
uso repetido de mascarilla
Un tapabocas usado, resulta ser más contraproducente que andar sin protección, demostró la investigación.

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Para quienes creen que usar la misma mascarilla en repetidas ocasiones, es la mejor opción para evitar el contagio de la COVID-19, un nuevo estudio de la Universidad de Massachusetts Lowell y la Universidad Bautista de California desmintió ese extremo e hizo una importante revelación.

Un tapabocas usado que llega a bajar a una filtración menor del 30 %, resulta ser más contraproducente que andar sin protección, demostró la investigación.

Los expertos analizaron el efecto de hacer uso de una mascarilla quirúrgica de tres capas en los flujos de aire inspiratorios; así también, los efectos de esta en la inhalación y deposición de partículas ambientales en las vías respiratorias superiores.

«Es natural pensar que usar una máscara, sin importar si es nueva o vieja, siempre debería ser mejor que nada. Pero nuestros resultados muestran que esta creencia solo es cierta para partículas mayores de 5 micrómetros; no así para partículas finas menores de 2,5 micrómetros«,  explicó Jinxiang Xi, autor de la investigación.

De acuerdo con los entendidos en el tema, usar una mascarilla con una eficiencia de filtración baja (inferior al 30 %) puede ser peor que no usarla.

A efecto de ello, desarrollaron un modelo de mascarilla facial computacional. Par ello, utilizaron un modelo fisiológicamente realista de una persona que usa una mascarilla quirúrgica con pliegues.

Posteriormente, usaron métodos numéricos para rastrear las partículas a través de la mascarilla. Asimismo, estudiaron el comportamiento y el destino de los aerosoles que pasan a través de la máscara, a la cara, a las vías respiratorias y, finalmente, donde se depositan en la nariz, la faringe o el pulmón.

Lea también: Nueva cepa del virus SARS-CoV2, es peor que la anterior, advierte Videa

Recomiendan uso de mascarillas más eficaces

El modelo mostró que una máscara cambia el flujo de aire alrededor de la cara; de modo que, en lugar de que el aire entra en la boca y la nariz a través de caminos específicos, el aire llega a la boca y la nariz a través de toda la superficie de la máscara, pero a velocidades más bajas.

Sumado a ello, descubrieron que la eficiencia de filtración de la máscara quirúrgica de tres capas puede variar del 65 % si es nueva, al 25 % cuando se usa.

«Esperamos que las autoridades de salud pública fortalezcan las medidas preventivas actuales para frenar la transmisión del COVID-19″, indicó Xi.

Finalmente, aconsejó la elección y uso de una mascarilla más eficaz, para la máxima protección y evitar el uso de una mascarilla quirúrgica excesivamente usada o vencida.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn