Reos sobre los traslados: Si nos llevan para «El Pozo» vamos a morir

153
el pozo
El INP efectuó varios traslados de un centro penitenciario a otro.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Debido a los traslados efectuados por los diversos centros penitenciarios, los presidiarios que se encontraban en «La Tolva», afirmaron que su vida corre peligro si son trasladados hacia «El Pozo» en Ilama, Santa Bárbara.

Cabe recordar que en «La Tolva», centro penal ubicado en Morocelí, El Paraíso, este domingo ocurrió un enfrentamiento que dejó dos muertos.

«Si nos llevan para Ilama y nos asesinan corre bajo la responsabilidad de las autoridades que no están trasladando», dijeron los privados de libertad.

«Nosotros queremos quedarnos en Támara. Si a nosotros nos matan al llegar a Ilama, Santa Barbaba, corre el riesgo la directora y el subdirector de centros penales», expresó un privado de libertad a un medio de comunicación.

Lea también: McNeil sobre riña: «estos problemas son comunes en cárceles de todo el mundo» 

«Todo está programado»

Según Álex Antonio Dueñas, «todo está programado para que a nosotros que somos retirados de las pandillas nos maten». Ademas manifestó que sus familias no podrán trasladarse a visitarlos.

«Nosotros cometimos un error y estamos dispuestos a pagarlo. Pero está en peligro nuestra vida. Nosotros somos retirados de pandillas. Nosotros como retirados de pandillas no podemos ir a Ilama, Santa Barbara», reiteró con desesperación.

Por otra parte, Gerson Geovanny Amador, privado de libertad, dijo: «Llevo 15 años y solo me faltan dos meses para salir, si me llevan para ‘El Pozo’ voy a morir».

Contraste

Según Germán Mcneil, subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), «este tipo de movimientos corresponden a la dinámica que se ha venido llevando a cabo.»

Aseguró que algunos de los trasladados son miembros de maras y pandillas; y estaban detenidos en otros centros penitenciarios al interior del país. Por lo cual deben trasladarse a máxima seguridad.

Asimismo, expresó que «otras personas son movidas a centros de máxima seguridad por razones disciplinarias». A criterio de Mcneil, el sistema penitenciario ha mejorado en gran medida.

«Algunas personas han sido sacadas de su zona de confort; donde estaban acostumbrados a hacer lo que querían», manifestó el subdirector del INP.