A punta de golpes fallecieron los dos reos por amotinamiento en La Tolva

187
Pozo II
Los reos heridos recibieron atención inmediata

TEGUCIGALPA,HONDURAS. A tres de los seis reos heridos durante un enfrentamiento en La Tolva, se les dio el alta este día y ya se encuentran de regreso para culminar su condena.

Lo anterior, lo confirmó esta mañana German Mcneil, subdirector de centros penales. Asimismo, aseguró que el enfrentamiento no fue protagonizado por miembros de maras o pandillas como se manejaba.

«No hay participación de personas de ninguna pandilla, esta es una población denominada paisas», indicó McNeil.

Cuando se hace uso del término «paisa», se refiere a una persona que no pertenece a ninguna mara o pandilla; o sea, un reo común.

Lea también: Dos reos muertos deja enfrentamiento registrado en La Tolva 

Descartan el uso de armas durante el enfrentamiento

El subdirector del centro penal aseguró que ninguna de las dos personas fallecidas presentan impacto de bala, «no se detonó ningún proyectil, no hubo ninguna arma de fuego involucrada», indicó.

McNeil identificó a los ahora occisos como Rigoberto Milla, alias «Barrabás» y Carlos Enrique García Reyes.

Por otra parte, el funcionario recalcó que los reos que resultaron heridos solo presentaban golpes y lesiones leves, por lo que se les brindó atención en el centro de máxima seguridad.

Continúan las investigaciones

Hasta el momento, no se ha determinado el grado de participación de las personas que se encuentran recluidas en el módulo 1 de La Tolva, por lo que la investigación está en proceso.

A lo interno del centro de máxima seguridad, ya se realizaron registros minuciosos en los módulos;lo antes mencionado, como parte de las investigaciones.

Para McNeil, las riñas y enfrentamientos en centros penitenciarios, no solo se suscitan en Honduras; sino también, en cárceles de todo el mundo. Sin embrago, asegura que «estos son centros penitenciarios que reúnen todos los estándares nacionales e internacionales en cuanto materia de seguridad se refiere».

Por lo que «nadie se ha fugado y los reos no hacen lo que quieren como sucedía en el pasado», puntualizó Mcneil.