Más de cinco mil reos fueron llevados a cárceles de máxima seguridad en 2017

68
reos en Honduras
Los traslados iniciaron en febrero a la fecha, entre estos, 2 mil 500 permanecen en las cárceles de máxima seguridad denominados como “Pozo I y II”.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) informaron que 5, 459 personas privadas de libertad fueron trasladadas a diferentes cárceles de máxima seguridad del país.

En su mayoría, los recluidos son líderes de pandillas, miembros del crimen organizado y narcotráfico. También, se suspendió a directores de centros penales. Asimismo, se procedió judicialmente, señalados de cooperar con reclusos en acciones ilícitas.

La INP dirigida por Rosa Irene Gudiel, coordinó las operaciones “Arpía” orientadas a descongestionar los principales centros penales de Honduras.

Los traslados iniciaron en febrero a la fecha, entre estos, 2 mil 500 permanecen en las cárceles de máxima seguridad denominados como “Pozo I y II”. En ese sentido, en Ilama, Santa Bárbara y Morocelí, El Paraíso. Mientras, en el centro penitenciario de El Porvenir se trasladaron a 1,490 internos y el resto a otras penitenciarías.

“La estrategia mejoró las condiciones de vida de los internos quienes ahora cuentan con atención médica las 24 horas del día. Además, reciben una alimentación balanceada y ya no duermen en el suelo como sucedía en el pasado”, explica el informe.

Lea: BCH: “Billetes con palabras ofensivas no serán aceptados”

Trasladan a 26 reclusas desde La Ceiba a otras cárceles del país

Un total de 29 personas privadas de libertad, entre ellas 26 mujeres fueron trasladadas ayer a distintos centros penales del país. Esto, con la finalidad de reducir la situación de hacinamiento. Así como mantener el orden y control al  interior de los centros penitenciarios.

Autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) informaron que del centro penal de La Ceiba, Atlántida se trasladó a 26 mujeres de las cuales: 14 fueron llevadas al presidio de El Porvenir, en la misma ciudad de La Ceiba. Asimismo, 12 remitidas al de Tela, departamento de Atlántida.

Para el traslado de estas féminas se acondicionaron espacios en ambos centros penales, donde cuentan con sus propias camas. Y podrán comenzar con su proceso de reeducación, rehabilitación y reinserción social.