Reos se amotinan en Danlí
Reos se amotinan en Danlí y exigen a las autoridades penitenciarias mejores condiciones de vida en el centro penal.

REDACCIÓN. – El Centro Penal de Danlí fue sede de un intento de amotinamiento por parte de más de 500 reclusos que guardan prisión detrás de sus murallas y que exigieron mejores alimentos a las autoridades.

Ante la precaria situación que se vive al interior del presidio, la tarde de ayer los reos reclamaron sus derechos. Esto, a fin de poder comprar productos comestibles a sus mismos compañeros que mantienen ventas dentro del recinto.

Del mismo modo, los privados de libertad denunciaron que sus familiares no tienen permitido el ingreso de comida. Además, que las mujeres tienen prohibido entrar a la cárcel vistiendo licras o tacones.

Al mismo tiempo, aseguraron que han sido despojados de su derecho a tener una noche marital; por ello, a la lista de peticiones se sumó la salida del recién nombrado director de la granja penal, Ramón Bonilla Velásquez.

Lea también: Reo del Centro Penal de SPS: “Aquí el dinero manda loco. Aquí tenemos de todo”

Los reclusos solicitaron a las autoridades penitenciarias solucionar problemas internos en los cuales se ven afectados ellos y los familiares que intentan visitarlos.

Cabe mencionar que el Centro Penal de Danlí es considerado como una de las penitenciarías más pacíficas a nivel nacional. Dicha prisión no registraba amotinamientos desde hace varios años.

Antiguas autoridades fueron suspendidas tras fuga de reo

A finales del pasado mes de junio, el entonces subdirector del presidio fue separado de su cargo junto a tres agentes del mismo centro penitenciario tras la fuga de un peligroso reo.

Dicha información fue divulgada por el Instituto Nacional Penitenciario (INP), a través de un comunicado. En el cual, explicaron que los cuatro uniformados suspendidos fueron remitidos al Ministerio Público para que se realicen las indagaciones del suceso.

El recluso fugado de la prisión de Danlí responde al nombre de Jhonny Serafin Hernández. Hernández está sentenciado a 45 años de cárcel según información del INP.

Las autoridades policiales manifestaron que trabajan para lograr una pronta recaptura.