Relator de la ONU y jefa de la MACCIH conversan sobre independencia judicial en Honduras

255
Maccih
Diego García Sayán y Ana María Calderón.

TEGUCIGALPA-HONDURAS. El Relator Especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Diego García Sayán, y la jefa interina de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), Ana María Calderón, conversaron durante una reunión privada este domingo sobre la importancia de la independencia judicial en la lucha contra la corrupción y la impunidad en el país.

En ese sentido, la MACCIH indicó que, para fortalecer la independencia judicial en Honduras, propuso en febrero de 2018 ante el Congreso Nacional un proyecto de reforma constitucional para el establecimiento de garantías de jueces y magistrados.

Según lo detallado, el proyecto se fundamenta en la sentencia del caso López Lone y otros de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH). Ahí se establece «la obligación del Estado de adoptar las medidas que permitan garantizar la estabilidad e inamovilidad de jueces y de otras garantías como mecanismo para asegurar su independencia.

De ese modo, la MACCIH afirmó que es la primera iniciativa de la OEA para combatir la corrupción en un Estado miembro.

Señaló también que constantemente formulan recomendaciones en conjunto con el Centro de Estudios de Justicia de las Américas en el informe final. Es preciso recordar que el relator especial de la ONU inició el viernes una visita a Honduras.

Nota relacionada: Relator Especial de la ONU visitará Honduras para verificar independencia de jueces

Relator de la ONU se reunirá con autoridades del Gobierno del Legislativo

Luego de arribar al país, se reunió con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta, y otros funcionarios del poder Judicial.

De acuerdo a lo que se informó, su visita a Honduras se prolongará hasta el jueves 22 de agosto. Durante su estadía se reunirá, además, con funcionarios del Gobierno y autoridades legislativas. También con fiscales, abogados, representantes de la sociedad civil y del mundo académico.

Cabe señalar que el Relator Especial de la ONU examina los diversos problemas y amenazas que enfrentan jueces, fiscales y abogados en el ejercicio de sus funciones. Igualmente, evalúa las medidas adoptadas por el Estado para aminorar los riesgos a los que dichos profesionales están expuestos.

Del mismo modo, analiza el impacto que la corrupción puede tener en las instituciones públicas y privadas en la independencia judicial.

«Demasiadas personas están amenazadas o han perdido la vida en el ejercicio del derecho en Honduras. La mayoría de crímenes los comenten redes de corrupción y del crimen organizado. La gran mayoría de estos permanecen impunes. Eso no se puede aceptar en absoluto en un Estado de derecho», comentó García-Sayán.

Visto lo anterior, el Relator Especial de la ONU tiene programado brindar una conferencia de prensa en Tegucigalpa el día jueves 22 del presente mes.

En dicha comparecencia, informará de sus observaciones preliminares. Al igual que presentará un informe exhaustivo con sus conclusiones. Finalmente, hará recomendaciones al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra en junio de 2020.