24.1 C
San Pedro Sula
martes, diciembre 7, 2021

Relación entre plantel y directiva azulgrana se rompe cada día más

Debes leer

REDACCIÓN. La relación entre la plantilla del Barcelona y la planta noble del club, ya sea directiva o secretaría técnica, cada día es más distante. Los reproches suceden con demasiada frecuencia.

No es ningún secreto la ruptura que existe entre el vestuario y los despachos. Se ha ido cociendo a fuego lento, pero en esta temporada ha aflorado de manera preocupante y, lo que es peor, públicamente.

«Tenemos que afrontar lo que viene con los que somos. Tenemos una plantilla corta, desgraciadamente la planificación ha sido así», dijo Busquets a la conclusión del encuentro de Nápoles.

No fue el único. Rakitic se mostró en la misma línea: «Los responsables ya sabían que la plantilla era corta». Un nuevo dardo para Eric Abidal, secretario técnico de la entidad.

Estas palabras hay que enmarcarlas en el continuo cruce de declaraciones de los últimos tiempos. No hay que irse muy lejos, un día antes, Piqué no dejaba en buen lugar a los dirigentes. «Los resultados del equipo han estado aguantando al club», en clara alusión a los errores que se han cometido en la planta noble que han quedado difuminados por los éxitos de un gran equipo.

Lea también: Juventus jugará a puerta cerrada ante el Inter de Milán por el Coronavirus

Plantel y directiva con relación «irreconciliable»

Leo Messi, siempre muy cauto en sus declaraciones, también tuvo su aportación. Dentro de una entrevista en tono positivo en Mundo Deportivo, el argentino cuestionó a la dirección deportiva y a la planificación de esta temporada. «Con lo que tenemos, no alcanza para ganar la Champions». Poco más se puede decir ante la claridad del mensaje. Una frase que tendrá recorrido en las próximas semanas.

«Espero que nadie intente provocar peleas que no existen. Conocemos los diarios afines al club y la informaciones que salen aunque las firmen otras personas», dijo la pareja sentimental de Shakira, Piqué.

La realidad es que esto es lo que piensan en la parte noble. El más claro ejemplo fueron unas declaraciones de Abidal en las que apuntaban a la plantilla como responsable de la salida de Valverde. El secretario técnico decía que había «algunos jugadores» que ya no se entrenaban como debían. Desde ahí comenzó a romperse la relación entre directiva y plantel de jugares.

La respuesta de Messi no tardó ni una hora. Le reprendió públicamente desafiándole a que diese los nombres de esos jugadores. «Si no da nombres nos está ensuciando a todos», colgó Leo en las redes. Su respuesta provocó una nueva crisis. Tuvo que intervenir Bartomeu para apaciguar los ánimos, pero la figura de Abidal quedó tambaleándose.

El escándalo de las redes ha sido la prueba, a falta de que se confirmen los hechos, de la distancia entre las dos partes. Según la información difundida por la cadena Ser el club quiso desprestigiar, entre otros, a los propios jugadores. Piqué fue una de sus dianas al criticar sus negocios particulares como el de la Copa Davis. Y los jugadores ya no se callan.

El ambiente dentro de la entidad azulgrana es tensa y la relación entre ambas partes no parece mejorar. Lo peor de doto es que, al parecer, una bomba más fuerte está a punto de estallar.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias