Reinaldo Rueda, DT de La Roja, siguió ayer con su serie de microciclos para entrenar a los seleccionados nacionales en las instalaciones de “Juan Pinto Durán”.

La modalidad fue juntar a la adulta con la Sub-20 de cara a los amistosos con Dinamarca y Suecia que disputarán el 24 y 27 de marzo, respectivamente.

No obstante se le dio especial énfasis a la presión defensiva, posesión y control del balón, dinámica de juego. Poner a prueba la capacidad de defensores y delanteros en los metros finales del terreno de juego.

Los nombres que más se repitieron en los partidos entre la adulta y la Sub-20 fueron Brayan Cortés; Valber Huerta, Tomás Astaburuaga, Oscar Opazo, Gabriel Suazo; Lorenzo Reyes, Claudio Baeza, Jimmy Martínez, Nicolás Orellana y Marcos Bolados.

Además, Rueda le pidió a Héctor Robles, técnico de la Sub-20, que incluyese en los entrenamientos de la adulta; a David Henríquez de Universidad Católica y Matías Sepúlveda de O’Higgins.

VISITAS

El trabajo fue presenciado por el presidente de la ANFP, Arturo Salah. Señaló que “siempre es bueno que haya trabajo y comunicación; contacto con los jugadores”.

“Yo creo que es muy positivo aprovechar el tiempo pensando que no hay fecha el fin de semana por el cambio de nuestras autoridades. Es muy útil que se haya juntado este grupo de jugadores, que son muy buenos también”.

“Es importante que conozcan el pensar de su entrenador y viceversa. Creo que es muy positivo”.

Otro de los presentes fue Miguel Ramírez, técnico de San Luis de Quillota. “Es súper agradable porque está abriendo las puertas a Pinto Durán para conversar de fútbol. Juntar a todos los estamentos que hay en Chile”.

“Es bueno conocer, tener la posibilidad de hablar de su proyecto, lo que espera de la selección y del fútbol chileno. Es muy bueno tener ese acercamiento”.