Reforestan con árboles de Cedro, Caoba y Macuelizo cerro El Tigre en Cofradía

1039
Cofradía
Grupo de voluntarios plantaron árboles en el cerro El Tigre.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS. Con la siembra de unos 3,500 árboles de cedro, caoba, Macuelizo y otros frutales que ayudarán a crear un bosque mixto, atraer nueva fauna y garantizar el recurso hídrico para las próximas décadas, continúo el programa de reforestación en el cerro El Tigre en Cofradía.

«Agradecemos a los voluntarios que nos acompañaron en esta tarea bonita de reforestación y protección de El Merendón. Este año tenemos previsto plantar alrededor de 200 mil árboles», expresó Lilia Umaña, vicealcaldesa de San Pedro Sula.

Resaltó la importante participación de voluntarios de empresas, asociaciones, organizaciones, instituciones y sociedad civil. «Muchos jóvenes han venido hoy a experimentar ese proceso de reforestar y poder difundir una vivencia personal que ayuda a motivar a otras personas a ser parte del cuidado del bosque», citó.

Entre tanto, Cristy Raudales, de la Gerencia Municipal Ambiental, comentó que la tarea de reforestación inició hace algunos meses con la producción de los árboles que servirán para reforestar El Merendón y otras áreas de la ciudad.

Con la siembra de unos 3,500 árboles continúo el programa de reforestación en el cerro El Tigre en Cofradía.

Control de plagas

«Existe una labor mucho más ardua y más importante que esta que hoy estamos realizando, y es la labor de protección de estas áreas. Podemos sembrar muchos árboles, pero si no los cuidamos se pierden. La protección es vital en los primeros 18 meses de vida de la planta», explicó.

En ese sentido la funcionaria enfatizó que 50 Amigos Municipales Forestales realizan una labor de control de plagas, prevención de incendios y cuidado de las áreas reforestadas los 365 días del año.

Raudales reflexionó que «San Pedro Sula actualmente tiene garantizada el agua para los próximos 20 años. Debemos sentirnos bendecidos, pero no por eso sentarnos sino ser agradecidos y ayudar a mantener el recurso».

José Domingo Peña, presidente de la junta de agua de la colonia Miguel Paz Barahona de Cofradía, reconoció el trabajo que la Municipalidad sampedrana ha realizado en la Zona de Reserva de El Merendón.

Los beneficios de plantar árboles

«Nos alegra mucho porque nuestros hijos van a disfrutar de los beneficios de los árboles plantados. Por ende, este trabajo arduo y constante ayuda a garantizar el agua en el municipio; como organización, como vecinos, queremos ser parte de este cambio positivo», dijo.

Gladis Ramírez, jefe de Responsabilidad Social Empresarial de Diunsa, dijo que es un compromiso como ciudadanos y empleados, contribuir al cuidado del bosque, algo que han venido realizando junto a la alcaldía sampedrana en los últimos años.

Edgar Otoman Alba fue uno de los voluntarios que plantó arbolitos junto a familiares y compañeros de JCI Cofradía. «Los árboles nos dan aire, frutas, sombras y ayudan a que los ríos no se sequen. Las personas debemos entender eso, que si los destruimos tardarían miles de años en volver a crecer. Debemos entonces cuidarnos y sembrar más, en lugar de cortarlos o quemarlos», manifestó el menor de 12 años.