24.5 C
San Pedro Sula
lunes, agosto 8, 2022

Reelección en Honduras, entre ambición y legalidad

El tema dominó la agendas de los políticos y predominó en los espacios informativos, con las figuras emblemáticas del Partido Nacional y LIBRE como protagonistas

Debes leer

Tegucigalpa. La Reelección Presidencial en Honduras, cuyo debate hasta el lunes pasado giraba en torno a su legalidad, dominó los últimos 7 días la agenda de los políticos y los medios de comunicación y se mostró como una realidad sin máscaras e indetenible, poniendo en vitrina a dos personajes: el actual mandatario, Juan Orlando Hernández Alvarado y el ex presidente, José Manuel Zelaya Rosales.

Durante los últimos meses, los parciales del actual gobernante venían defendiendo la posibilidad de que quien haya ocupado la titularidad del Poder Ejecutivo pueden repetir en el cargo, aunque muy pocos se han atrevido a decir que hablan en beneficio de una candidatura de Hernández Alvarado.

Nota relacionada: Partido Liberal recolectará firmas contra la reelección presidencial

En tanto, la oposición se había enfrascado en discusiones alrededor del fallo judicial que reformó el artículo constitucional que penalizaba siquiera hablar del tema, una resolución que calificaban de ilegal y que rechazaban acudiendo a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) con recursos de oposición que fueron desestimados.

El mismo lunes, un grupo de líderes de los partidos de oposición se habían reunido para confirmar una alianza en contra de la reelección presidencial. A la cita se hizo presente Salvador Nasralla, máxima figura del Partido Anticorrupción (PAC), Mauricio Villeda, presidente del Partido Liberal y Guillermo Valle, titular del Partido Innovación y Unidad (PINU).

El gran ausente en esa reunión fue el coordinador de LIBRE, José Manuel Zelaya. Representó a ese partido político el diputado Rassel Tomé, quien en los últimos meses ha adversado abiertamente a Zelaya y ha mostrado clara oposición a la reelección.

 Los parciales de LIBRE han creado ya emblemas como esta gorra, que da por hecho que Zelaya será candidato presidencial.
Reelección en Honduras. Los parciales de LIBRE han creado ya emblemas como esta gorra, que da por hecho que Zelaya será candidato presidencial.

Reelección y la sorpresa de Libre

Pero la chispa que avivó las llamas reeleccionistas fue un comunicado de la Comisión Política de LIBRE, que en horas de la madrugada del martes decidía anunciar su decisión de consultar a sus simpatizantes, en las elecciones primarias de octubre, si están de acuerdo con que Zelaya Rosales se inscriba como candidato presidencial en caso que lo haga Juan Orlando.

Del lado nacionalista, nadie criticó la decisión de LIBRE. El miércoles, el vicepresidente del Congreso Nacional, Antonio Rivera Callejas, enemigo acérrimo de LIBRE y emblemática figura nacionalista, decía más bien que quienes se oponen a la reelección quieren coartar las aspiraciones políticas que por derecho propio tienen los ex presidentes.

La andanada de cuestionamientos venía de las entrañas de la disidencia del mismo instituto político y de su lado más radical, así como de otros miembros de las fuerzas de oposición como el PAC y el Partido Liberal, que ante el paso que daba LIBRE, prefería seguir en el dilema de la legalidad o no de la reelección.

Nota relacionada: Mel: “No me voy a quedar con brazos cruzados, hay que parar a JOH”

La reelección es ilegal y ninguno de los presidentes pueden ser presidentes nuevamente porque la ley lo prohíbe, pero el problema no es de ley, sino que tiene que ver con la enfermedad del poder que afecta a los políticos, decía también el mismo miércoles el precandidato presidencial liberal, Enrique Ortez  Sequeira, quien para ese día echaba ya en el mismo costal a Hernández Alvarado y a Zelaya Rosales.  Y aunque no se atrevía a decir si hay pacto entre Hernández y Zelaya, Rassel Tomé indicaba a media semana que observa estrategias similares entre ambos y afirmaba que no está en contra del concepto de reelección sino del procedimiento por el que se pretende implantar: un fallo judicial en lugar de un plebiscito o una Asamblea Nacional Constituyente.

Esdras Amado López, otro disidente en LIBRE, aumentaba el tono de su discurso diciendo que la decisión de consultar sobre la participación de Mel como candidato revelaba que no hay respeto a la ley y las instituciones y abogaba porque el tema de la reelección pase por el Congreso.

Los simpatizantes del presidente Hernández ya lo promueven como candidato presidencial aunque el guarda silencio sobre esta posibilidad.
Los simpatizantes del presidente Hernández ya lo promueven como candidato presidencial aunque el guarda silencio sobre esta posibilidad.

 

NACIONALISTAS AVIVAN EL DEBATE

Pero el jueves, otra incendio se desataba en la arena política y lograba que el lente de las cámaras no estuviera sobre LIBRE y su decisión de sondear sobre la inscripción de Mel. Los nacionalistas madrugaban a comunicar desde su sede en Tegucigalpa que también harían una consulta popular para preguntarle a sus partidarios si están de acuerdo con la reelección y si quieren que sea continua, alterna, abierta o limitada.

En conferencia de prensa, el secretario del Partido Nacional, Juan Diego Zelaya anunció la Consulta Popular Nacionalista, una actividad que dijo movilizará toda la dirigencia para pedirle a la base distintos puntos de vista sobre la realidad nacional, practicando una encuesta a 100 mil parciales, cuyos resultados van a validar con la recolección de un millón de firmas.

Walter Banegas , diputado del PAC indicaba la mañana del jueves que la consulta que hará el PN es en el marco de la falta de ética de sus partidarios y decía que su partido está enmarcado en el respeto de la Constitución, mientras Guillermo Valle, del PINU, llamaba hipócritas a los nacionalistas a consultar al pueblo sobre la reelección en un plebiscito.

Pero Fernando Anduray apareció el mismo jueves como parachoques deteniendo los ataques a su partido asegurando que quieres critican el tema de la reelección, es decir la oposición, lo que quieren es ir a elecciones en 2017 sin Juan Orlando Hernández como candidato porque carecen de liderazgos dentro de sus partidos políticos.

Para ese mismo jueves, Zelaya revelaba detalles de su estrategia política. Decía que LIBRE, al consultar si él se debe inscribir como candidato, busca sobreponerse al plan del Partido Nacional que según sus su análisis pretende mantener enredada a la oposición poniéndola a discutir sobre la legalidad o no de la reelección mientras su virtual candidato, Juan Orlando Hernández aceita su partido y avanza consiguiendo votos.

¿Quieren que yo como como político me quede en mi casa esperando que anulen la reelección?. Nosotros vamos a las urnas e invitamos al pueblo hondureño a que se organice y vaya a las urnas. No hay otra forma de detener a Juan Orlando Hernández, expuso.

 PARTIDO LIBERAL TAMBIEN CONSULTA

Y mientras todo eso pasaba y como si no bastara ya con dos consultas partidarias, para no quedarse atrás, el Partido Liberal anunció también su encuesta sobre la reelección, siempre sobre la base de que es ilegal. El titular de ese partido político, Mauricio Villeda anunció que recolectaría firmas de ciudadanos y ciudadanas que rechacen la reelección presidencial y avalen la alternabilidad en el poder.

Así llegó el fin de semana, con LIBRE y  Zealaya de gira por el interior del país desarrollando su consulta y socializando los detalles de las internas que celebrarán el 30 de octubre; con el partido en el poder, sin la figura de Hernández, pero preguntando sobre la conveniencia de mantener al nacionalismo en el poder.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido