Con recursos limitados, Villanueva unida contra el COVID-19: ¿Y el Gobierno?

604
villanueva
La Corporación Municipal de Villanueva determinó abrir las instituciones bancarias hoy, lunes 30 de marzo.

CORTÉS, HONDURAS. Villanueva, el epicentro de la pandemia de COVID-19 en Honduras parecía encaminarse al caos, una situación que obligó al alcalde Walter Perdomo a enviar una señal SOS solicitando ayuda para calmar las aguas. Los refuerzos llegaron de quien menos esperaba pero el Gobierno se hizo de oídos sordos.

A más de dos semanas desde que se decretó Estado de Emergencia Sanitaria, con más de 15 casos confirmados y 3 fallecimientos por COVID-19, Villanueva se las ha arreglada por su cuenta: Trasladaron a personas enfermas, hicieron diálisis, asistieron partos, suministraron alimentos y enterraron a sus muertos.

Toda acción se coordinó y ejecutó en la Corporación Municipal, ¿y el Gobierno de Honduras?

Información importante: Medidas extremas: Villanueva, en camino a la militarización por COVID-19

«El Gobierno Central hasta este momento no tiene presencia en el municipio», respondió el alcalde y agregó que no quiere pensar que los abandonaron. En cambio saben que la problemática del COVID-19 es grande y quizá están enfocados en estructurar ayudas o esperar el pico más alto de la pandemia.

Como alcalde, Walter Perdomo aseguró que él trabaja en base al principio «Villanueva para los villanovences». Ante lo cual considera que todos en el municipio deben acostumbrarse a resolver los problemas por su cuenta.

Y sobre los señalamientos de los ciudadanos de que el Gobierno actúa con sesgo en la crisis solo apuntó que espera que no esté ocurriendo. «No es posible, es impensable en una situación de vida o muerte», añadió.

La pandemia de COVID-19, según Perdomo, unió a todo el municipio. Luego de su señal SOS sobraron voluntarios. Cada persona dejó a un lado su color político, «el pueblo está completamente unido».

«La unidad que tratamos de llevar, mas allá de esos sesgos, es la que nos está fortaleciendo. No quiero pensar que haya manipulación. Lo vemos como que el Estado de Honduras ha tomado las decisiones que debe», aclaró.

Como Corporación Municipal, en acompañamiento de empresa privada, patronatos e iglesias van administrar los recursos que tienen. La proyección de fondos en reserva es para 3 o 4 meses; luego de 6 a 12 meses para estabilizar flujo financiero, de empleos, de salud y educación. «Planificamos con lo que tenemos».

Aseguró que el municipio está haciendo milagros con sus recursos y como alcalde, está concentrado en atender a la población. «Villanueva para los villanovences», recordó.