guillermo anderson
Polache y Pilo Tejeda, entre los artistas que recuerdan al fallecido cantante.

TEGUCIGALPA.- Luego de la trágica noticia del sensible fallecimiento del cantautor hondureño Guillermo Anderson las reacciones, por parte del pueblo hondureño y artistas nacionales, no se hicieron esperar.

Hasta Juan Orlando Hernández, presidente de la nación, hizo unas declaraciones al respecto.

«Honduras dice adiós hoy a uno de sus hijos que más la amo, Guillermo Anderson. Dios lo reciba en su santo reino. ¡Gracias Guillermo Anderson por enseñarnos a darle Play a la Esperanza! Su legado vivirá en nosotros por siempre.», publicó el presidente en su perfil oficial de Facebook.

Pilo Tejeda, el conmovido cantautor hondureño y buen amigo de Anderson,  lamentó la muerte del cantante y cuestionó que “no es justo que un artista muera así, que el país no le reconozca todo el esfuerzo que uno de artista hace con La Bandera levantándola”.

“Mire a nivel internacional estamos catalogados como el país más violento del mundo y ¿quiénes han dado la cara por este país, al final, por las cosas buenas? Han sido sus cantantes, sus poetas, sus escritores, sus escultores”, expresó.

Por su parte, el artista nacional Polache manifestó “estoy bien apesarado como artista hondureño y como un músico que no tuvo el honor de conocer a Guillermo, pero tuve la fortuna de estar bien cerca de su equipo de trabajo allá en Costa Norte Record”.

“Nunca se me va a olvidar que a mí me dieron la oportunidad de abrir un concierto -de Anderson- en San Juancito, también en la ciudad de Comayagua en el parque central y en el Festival del Bambú que estuvimos con Guillermo, además en Tegucigalpa y a partir de allí fue una ventana que me permitió arrancar con mi carrera y aquí estamos trabajando”, comentó.

Finalmente recordó que “Guillermo viajaba por todo el país y por otros lugares del mundo llevando la música hondureña. Todavía estoy impactado. No tuve la fortuna de grabar un tema con Guillermo y mucha gente me lo pidió”.

Por su parte, Mario Montecinos, el director de la revista Nocturnal, dijo de Anderson:

«Se preparaba muy bien, era súper profesional.  Era muy humilde cuando platicaba con él tenía aquella alegría, aquel entusiasmo».