Rector de la UPNFM: «Ya no podemos perder ni un día más de clases»

236
UPNFM
El rector de la UPNFM, señaló que el único autorizado para poder detener las clases es la rectoría.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. EL rector de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), Hermes Alduvín Díaz, anunció que el consejo superior de la institución ha tomado la decisión de supervisar la entrada de los universitarios a la casa de estudios para evitar protestas.

En ese sentido, el académico manifestó que las autoridades universitarias están en la obligación de hacer cumplir con todas las normas establecidas. Por lo cual, se decidió realizar un ajuste en la calendarización académica.

«Esta semana el consejo superior ha determinado garantizar el acceso de los estudiantes para que puedan asistir a clases. En los análisis que se han hecho ya no podemos perder ni un día más de clases. Estamos desarrollando el segundo período académico esta semana y garantizado que también haya un tercer período académico», señaló.

Respecto al tema, el doctor señaló que las autoridades y la comunidad universitaria garantizan el derecho que tienen los estudiantes para que puedan formarse. Por tanto, se realizó una reunión con las carreras universitarias, donde estaban cerca del 90% de los estudiantes y se dictaminó el regreso a clases sin interrupción.

Lea también: En enfrentamiento termina manifestación de estudiantes en Tegucigalpa

«El único autorizado para poder parar las clases es la rectoría»

El rector también se refirió a las últimas manifestaciones que se han desarrollado por parte de estudiantes de la UPNFM. En tal sentido, señaló que la institución no le niega a nadie el derecho a ser parte de una protestas.

«No le negamos el derecho a nadie de formar parte de una manifestación pacífica, porque todo el mundo tiene derecho. Además, esta es una universidad con una diversidad de pensamientos. A lo interno, como autoridades tenemos la responsabilidad de formar a los futuros profesores que el país necesita», manifestó el rector.

Agregó que se ha platicado con los estudiantes para saber cuáles son las razones para liderar un movimiento que se ha tomado las instalaciones en varias ocasiones. Puesto que según la normativa institucional no están autorizadas esas acciones.

«El único autorizado para poder detener las clases es la rectoría, mediante comunicaciones efectivas que se apeguen a los reglamentos. Nadie tiene derecho a poder interrumpir la labor académica de la institución», concluyó.