Reconocimiento a su trayectoria profesional

1405

San Pedro Sula.-La Junta Directiva de la Asociación Médica Sampedrana, entregó reconocimientos a sus miembros por haber cumplido sus 25 y 50 años de ejercicio profesional. Durante el evento se entregó el Pin de Oro por sus 50 años de labor profesional al destacado doctor José Martín Saybe Cabus.

Fueron reconocidos con el Pin de Plata los médicos Ónix Arita, Fanny Barahona, Judith Alicia Pineda, Jamil Bendeck, Oscar Javier Benítez, Manuel Enrique Bonilla Cervantes, Héctor Rubén Caballero y Mario Armando Valladares.

El presidente de la junta directiva de la asociación, doctor José Enrique Fugón Martínez, dio las palabras de bienvenida a los homenajeados y su familia, manifestando que es un gran honor reconocer el trabajo hecho durante tantos años a los destacados profesionales de la medicina.

La cita fue en la sede de la Casa de la Asociación Medica Sampedrana, donde todos los presentes al terminar la ceremonia degustaron de un cóctel.

MEDICOS 2

El doctor José Martín Saybe recibió placa y pin conmemorativo a sus 50 años de carrera medica, posa con José Enrique Fugón y Rigoberto Espinal.

MEDICOS 3

Alex Casco, Ana García, María de los Ángeles Pineda, María Judith Pineda, la doctora Judith Alicia Pineda, Fabiola Pineda y Elisa e Ioury Mena.

MEDICOS 4

El doctor Oscar Javier Benítez, su esposa Dania y su hijos Oscar y Dely Benítez.

MEDICOS 5

La doctora Fanny Barahona de Ponce posa con su esposo Oscar y sus hijos Aldo, Fanny y Oscar Ponce.

MEDICOS 6

El doctor Mario Valladares, su esposa Eva y sus hijos Mario, Eva, Alejandra, Blanca, María Josée y Daniel Valladares.

MEDICOS 7

Jhonny Tábora, Ónix Arita e Irina Álvarez Arita.

MEDICOS 8

Ana de Saybe, Afif Saybe y Sheila Saybe.

MEDICOS 9

Zobeida y Rubén Alemán.

MEDICOS 10

José Enrique Fugón Martínez, Rigoberto Espinal, Juana María Aldana, Luis Reyes Silva y Luis Alberto Boquín.

MEDICOS 11

Leonardo Alvarado y Mario Aguilar.

MEDICOS 12

Gloria, José Enrique y Daniela Fugón.

Crèditos: Mirtza Rivera
Fotos TIEMPO/Reynaldo Carranza