TEGUCIGALPA, Honduras. – El secretario de Energía, Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente), José Antonio Galdames entregó el galardón Virtud Verde al Proyecto Hidroeléctrico Río Petacón, ubicado entre los municipios de Lepaterique y Reitoca, por su trabajo en pro de la conservación de los recursos naturales.

El reconocimiento fue recogido en una ceremonia especial por ejecutivos de Promotora de Generación de Energía (PROGELSA). Esta anterior, es la desarrolladora del Proyecto Hisdroeléctrico Río Petacón.

En ese sentido, esta hidroeléctrica, es una obra que genera oportunidades para los habitantes de la zona de influencia. Asimismo, se prevé que este proyecto reforzará la seguridad energética del país.

Por su parte, el titular de MiAmbiente les agradeció por el esfuerzo, el valor y la virtud de cooperación y el trabajo en equipo relacionado con la protección del medioambiente.

De la misma forma, sostuvo que el reconocimiento distingue a quienes respaldan los procesos de gestión y manejo de los recursos naturales y la biodiversidad de Honduras.

Premio Virtud Verde

El premio Virtud Verde es una muestra de agradecimiento que expresa el Gobierno y responde a la premisa que establece que el que conserva sus recursos naturales, conserva la vida.

En ese sentido, este tipo de instituciones engrandecen al país y muestran que desde diferentes espacios se puede contribuir con nuestra querida nación, según expresó el ministro.

PROGELSA y otras organizaciones reconocidas el compromiso de Galdames con la conservación del medio ambiente se pronunciaron. Se comprometieron a seguir impulsando actividades que aseguren un país rico en recursos naturales.

Beneficios

Recientemente, unas 600 personas recibieron atención médica de calidad. Esto, como parte de los beneficios que generan los convenios sociales suscritos. Dichos convenios son entre las comunidades y el Proyecto Hidroeléctrico Río Petacón.

Un experimentado cuerpo de médicos y enfermeras ofreció cálida atención humana a los cientos de pacientes. Los afectados expusieron sus dolencias y recibieron su diagnóstico y tratamiento.

La actividad fue apoyada por líderes de las comunidades beneficiadas. Además, fueron testigos del cumplimiento de los convenios sociales a través de servicios de salud óptimos y dignos para la población de la zona.