Recapturan a reo que se fugó mientras lo atendían en Hospital Escuela

273
recapturan a reo en Honduras
Edwin Padilla recobró su libertad por la fuerza, pero en un par de días lo volvieron a arrestar.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un presidiario que se escapó durante una visita médica al Hospital Escuela (HE) ya está de nuevo bajo las órdenes de la justicia, luego de una operación que se ejecutó este lunes.

Edwin Josué Padilla Guerra, de 35 años, permanecía prófugo desde la tarde del sábado, cuando burló a los agentes que lo resguardaban. No obstante, se anunció que se le recapturaron en la populosa colonia Los Pinos de Tegucigalpa.

El reporte provisto indica que el proceso de vigilancia, seguimiento y consecuente aprehensión estuvo a cargo de las Fuerzas Armadas (FFAA) a través de la Policía Militar del Orden Público (PMOP). Además, se contó con la coordinación de la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII).

De igual interés: Argueta pide a director del INP enviar a privados de libertad a sus audiencias

Historial delictivo

Es importante tener en cuenta que él guardaba prisión en el Centro Penitenciario de Támara desde el ocho de enero de 2018. A él lo acusan del delito de facilitación de un local para almacenamiento ilegal de armas de fuego y munición de uso comercial.

Asimismo, lo sentenciaron por la portación ilegal de armas de fuego, robo agravado, tráfico de drogas, asesinato y abuso de autoridad. Por toda esa acumulación de transgresiones a la ley, lo condenaron a cinco años bajo prisión.

Ahora, Padilla deberá afrontará un proceso que ampliaría su tiempo de aprisionamiento debido a la huida.

Búsqueda inició de inmediato

Es importante tener en cuenta que, desde que se reportó la desaparición del privado de libertad, un equipo de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional (FUSINA) acordonó el recinto asistencial.

Mientras algunos elementos protegían cada una de las salidas, un grupo inspeccionó cada sala del centro hospitalario para verificar si Padilla se mantenía escondido. Otros oficiales más revisaban que vehículo que salía del lugar.

El Instituto Nacional Penitenciario (INP) anunció que pedirían el apoyo de las cámaras de seguridad para tener alguna noción de qué ocurrió. También, informó que se abriría un proceso administrativo para determinar si hubo confabulación de los custodios en el hecho.

Cabe decir que él recibía atención en el área de emergencias del hospital cuando, de repente, se escabulló y nadie supo con qué rumbo. Ese día, el recluso vestía una camiseta blanca y un pantalón azul. Ahora, volverá a la cárcel.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo