EEUU: Hospitales de California a punto de colapsar por rebrote de COVID-19

526
rebrote de covid-19 hospitales California
Según indican autoridades sanitarias, otros estados van por el mismo camino.

La pandemia de la COVID-19 sigue azotando sin piedad a varios territorios en los Estados Unidos, como son California, Nevada y Texas, donde sus hospitales han alcanzado el máximo de la capacidad por el aumento de contagios por el virus.

En el caso de California, sus autoridades aseguran que en los centros hospitalarios ya ni siquiera tienen camas para atender a nuevos pacientes.

Ya no pueden más

Desde el pasado marzo, los centros sanitarios sufren por las continuas olas de enfermos con coronavirus.

Estados Unidos ha sido uno de los países más afectados por el mortal virus, donde a diario llegan miles de personas en búsqueda de atención médica; Nevada es un claro ejemplo.

“Hay pacientes con COVID por todo el hospital”, aseguró una enfermera de ese estado a un medio local.

Con el pasar de los días la situación, lejos de disminuir, se complica cada vez más y eso es a nivel nacional: el martes, los hospitalizados con el padecimiento contabilizados en todo el país eran más de 104,000, un récord desde el inicio de la pandemia.

California, el más afectado 

Según medios locales, el área más afectada del país norteamericano es California; en el valle de San Joaquín ya están al 0% de posibilidades de recibir nuevos pacientes, según reporta el diario Los Angeles Times.

“Hemos alcanzado la capacidad máxima”, dijo Paul Silka, director del Departamento de Emergencias Médicas.

En general, en todo el condado, donde viven casi dos millones de personas, el rebrote de casos siguen aumentando.

Ahmad Kamal, uno de los responsables sanitarios allí, afirmó que quedaban disponibles solo 31 camas para recibir pacientes. «Esto supone el 9.5% de nuestra capacidad, es lo peor que hemos visto», relató.

Medida extremas

Desde semanas tras, los habitantes de ese estado estaban sometidos bajo fuertes restricciones en el aspecto de la movilidad de las personas para intentar frenar los contagios de COVID-19.

Lea también: La FDA confirma que la vacuna de Pfizer es segura para su uso en personas

El gobernador, Gavin Newsom, ordenó un toque de queda, para limitar la movilización nocturna, una prohibición de viajes y también dio órdenes de seguir en confinamiento en las zonas donde los hospitales están en números rojos.

De acuerdo al diario LA Times, entre lunes y el miércoles en California se registraron más de 35,000 nuevos contagios.

Probablemente, lo peor todavía no se ha visto

Expertos en salud pública, afirman que temen que lo peor de la pandemia, esté por llegar en los días siguientes.

“Sabemos que podemos esperar en las próximas semanas aumentos alarmantes en las hospitalizaciones y muertes”, declaró Barbara Ferrer, directora de salud del condado de Los Ángeles.

Autoridades creen que las fiestas navideñas y de fin de año, provoquen una avalancha de enfermos por COVID-19.


Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn