ESPAÑA.- A pesar de los problemas deportivos del Real Madrid que acarrea en la temporada que está por finalizar, sin la chance de defender el tricampeonato en la Champions League.

La camiseta del Real Madrid podría convertirse en la más cara del mundo del fútbol (Foto: EFE)

Lejos de lucha por el título de la liga española y con tres cambios de entrenador, el Real Madrid está cerca de cerrar un nuevo contrato con la empresa de indumentaria deportiva que lo viste desde 1998.

El acuerdo que estaría próximo a cerrar Florentino Pérez, el presidente de la Casa Blanca, con Adidas rondaría los 120 millones de euros por temporada, por los próximos 10 años. Además, habría 30 millones más en variables, según objetivos logrados por campaña.

En la actualidad, el contrato que tiene el Real Madrid con la marca de las tres tiras quedó desactualizado, respecto de la firma de convenios que otros grandes clubes de Europa han cerrado con diferentes marcas deportivas.

El contrato del Barcelona con Nike

El Barcelona de Lionel Messi es la institución que ha vendido más cara la producción de su camiseta. A mediados del 2016, Nike actualizó el acuerdo millonario que ya tenía con el equipo culé, que se vencía en 2018, extendiéndose hasta el 2026.

En dicho arreglo, la institución catalana acordó un mínimo de 105 millones de euros fijos por temporadahasta un máximo histórico de 155 millones, en función de variables por venta de camisetas y logros deportivos que consiga el primer equipo.

Hasta dicho acuerdo entre la empresa estadounidense y el conjunto blaugrana, la unión entre Adidas y el Manchester United era la más millonaria en el mundo del fútbol internacional.

En 2014, el club inglés acordó que desde 2015 y por 10 años, la marca alemana le pagaría unos 96 millones de euros al equipo que juega como local en el estadio Old Trafford.

Según un estudio de mercado realizado en España durante 2018, el 70 por ciento de las camisetas del Real Madrid que compraban los fanáticos era la 7 de Cristiano Ronaldo.

Esto hasta su salida del club, la temporada pasada, cuando se fue vendido a la Juventud, de Italia. Dicha encuesta también aseguró que las remeras de juego del equipo madridista se comercializaron casi un 50% más que las del Barcelona de Messi.