Reacciona Lady Frijoles: “Si fuera infiltrada no vendería horchata”

792
Lady Frijoles
Lady Frijoles retó a la defensora de derechos humanos para que la investigue y pruebe si ella fue infiltrada del gobierno.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Ante las declaraciones de la defensora de derechos humanos, Miroslava Cerpas, en las que aseguró que Mirian Zelaya, pudo haber sido una infiltrada del Partido Nacional en las caravanas de migrantes, la también conocida como «Lady Frijoles» aseguró que si ella trabajara para el gobierno, «no tendría que vender horchata».

En ese sentido, Zelaya le dijo a Tiempo Digital que «me gustaría que esa señora me investigue. Que venga a mí casa a ver cómo vivo yo. Si yo trabajara para el gobierno no tendría la necesidad de trabajar en un canal y vender horchata», manifestó.

Asimismo, la fémina aseguró que si ella no pasara necesidad, no habría arriesgado a sus hijos en el peligroso camino hacia los Estados Unidos.

«Mi esposo se fue hace cinco años para los Estados Unidos. Yo tomé la decisión por querer sacar a mis hijos para adelante y operar a mi hija que no escucha», explicó.

Y añadió: «No me di cuenta de la caravana hasta que ya iba en el bus. Nos dijeron que se iban a unir en la caravana, yo solo iba con dos mil lempiras».

Es preciso mencionar que la ahora presentadora en un programa de entretenimiento en un canal de país, dijo que al cruzar la frontera ella lo hizo con la caravana.

Lea también: Indican que «Lady Frijoles» pudo ser infiltrada del Gobierno en caravana migrantes

«Me arrepiento de decir que no me gustaban los frijoles»

Lady Frijoles reveló que se arrepiente de haber dicho que no le gustaban los frijoles. Sin embargo, recordó que eso ella lo dijo por una mala cara que le hicieron a su hija.

«Me arrepiento de haber dicho que no me gustan los frijoles, porque eso lo dije por mi niña. A mí se me gusta comer frijoles, pero me arrepiento porque me han hecho mucho bullying y mucho daño. Recuerde que yo lo dije porque ellos le habían hecho daño a mí niña», detalló Zelaya.

A su vez, dijo que no sabe por qué la defensora de derechos humanos anda diciendo que ella trabajó como infiltrada para el gobierno. «La verdad que esa señora no sé porque anda hablando esas cosas, ni me conoce», recalcó.

«Usted sabe que la gente que trabaja en el gobierno tiene dinero y yo ni cuenta de banco tengo. Es más, hasta ahora que Dios me ha dado ese trabajo es que voy a abrir una, porque en el canal me piden que la abra», aclaró.

Escribirá carta a la primera dama

La polémica mujer, además, contó que necesita 10 mil lempiras para poder operar a su hija.

«Si yo tuviera dinero entonces no anduviera pidiendo dinero para comprar lentes a mí hija y realizarle una operación que cuesta 10 mil lempiras. Si yo más bien le quiero escribir una carta a la primera dama porque quiero operar a mi nena», precisó.