TEGUCIGALPA. – El entrenador hondureño Ramón Enrique “Primitivo” Maradiaga, envió ese mismo día la apelación ante la FIFA por la suspensión interpuesta de dos años por su silencio en un intento de manipulación de partido mientras era entrenador de El Salvador.

Maradiaga, quien se disponía a seguir dirigiendo al equipo Juticalpa de Olancho para el siguiente torneo, está inhabilitado.

«Se envió el escrito, ahora estamos a la espera de la recopilación de hechos de cosas. Solo los abogados entienden para poder mandarlo el día viernes. Estoy con la confianza de los abogados que es un caso que se puede revertir. Dios primero los ilumine, les dé sabiduría para que eso cale ante los miembros de Fifa. Que de alguna manera quede absuelto de lo que se me esta juzgando». apuntó Primi.

Maradiaga hizo efectiva la cantidad de dinero por apelación que son 3,000 francos suizos (unos 70,000 lempiras). «Hemos hecho el esfuerzo para pagar hoy, ya enviamos la cantidad que se me pidió por la apelar. Solo queda en manos de los abogados y de su buen trabajo y de la satisfacción de que todo salga bien», agregó Maradiaga.

“Yo estoy tranquilo, hay un Dios que sabe lo que he hecho, mis familias no tienen nada de qué avergonzarse. Consiente que este caso es que buscaron a alguien para marcar un precedente y lamentablemente a mí me tocó”, indicó.

El entrenador nacional dice que lo sucedido, no trastocará su autoestima. “Cualquier parte de mi actividad no me la van a perjudicar en mi autoestima, esto me dará más fuerzas para seguir luchando. Mis maestros y mis padres me dieron buenos principios”, concluyó.