Radio Globo ahonda en informe de la Fiscalía; lavadores usaron cuentas en Banco Atlántida

1026
Sede de Banco Altántida en Tegucigalpa.

TEGUCIGALPA. La capitalina Radio Globo ahondó ayer lunes en un informe de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO), que revela detalles de las cuentas bancarias que tenían en el Banco Atlántida personas naturales y jurídicas a quienes se abrió el año pasado un proceso de privación de dominio de bienes de origen ilícito relacionados con la narcoactividad.
Presentación1

Presentación2

El director de Radio Globo, David Romero, que el lunes en la mañana comenzó a presentar el contenido del expediente 084-2015 abierto en el Juzgado de Privación de Dominio, vinculó al Banco Atlántida con una red criminal investigada por lavado de activos, basándose en información proporcionada por las autoridades hondureñas al ente fiscal.

El periodista leyó los documentos aportados por la Fiscalía para lograr la privación de dominio de 53 bienes que no tienen causa y justificación económica, 28 vehículos automotores, tres embarcaciones, cuatro sociedades mercantiles y 38 cuentas bancarias.
De acuerdo a la información que continuó leyendo este lunes por la tarde, uno de los investigados por lavado de activos tenía en Banco Atlántida tres cuentas bancarias, obtuvo en esa misma institución tres préstamos y compró ahí pólizas de seguros de vida y de vehículos.

El informe de la Fiscalía divulgado por la radio indica que una de las cuentas a nombre de uno de los sospechosos de lavado de activos en Banco Atlántida es la de ahorros en lempiras número 17200164014, en la cual hubo movimientos entre 2005 y 2010 por el orden de los 10 millones 70 mil lempiras.

En esta cuenta se depositaron los fondos provenientes de préstamos hipotecarios que el mismo banco le hizo al sujeto, uno por 490 mil lempiras, otro por 2.5 millones de lempiras y uno más por 1 millón de lempiras, , explicó el periodista David Romero en base la información proporcionada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) a la Fiscalía.

Otra de las cuentas encontradas en Banco Atlántida, añadió el comunicador, es la de ahorros en dólares número 17200222879 con saldo al 2012 de 63 mil dólares, aunque la Fiscalía informa en su informe que esta cuenta fue abierta con la finalidad de que una empresa de telefonía móvil del país depositara 500 dólares mensuales por concepto de pago de alquiler de un terreno.

Una cuenta más en Banco Atlántida a nombre del sospechoso de lavar activos es la de ahorros en lempiras número 3001438565, sobre la cual la institución financiera reportó que tuvo en 2012 un movimiento significativo por más de 630 mil lempiras provenientes de otro préstamo que ahí le otorgaron, detalló David Romero.

Sobre los préstamos otorgados por Banco Atlántida entre 2005 y 2008, y en base al informe de la Fiscalía Contra el Crimen Organizado, Romero precisó que son tres y están identificados con los números 17480000144 (490 mil lempiras), 17301000414 (2.5 millones de lempiras) 17301000505 (1 millón de lempiras).

El periodista también presentó en detalle las cuentas que el informe de la Fiscalía elaboró en relación con la esposa del sujeto identificado como cabecilla de una red investigada por lavar dineros provenientes del narcotráfico y que fueron abiertas en Banco Atlántida.

En este caso, se refirió a la cuenta de ahorro en lempiras 17200129116, que entre 2007 y 2012 tuvo saldos de hasta 2 millones 300 mil lempiras. También hizo alusión a pólizas de seguros de vehículos que rondaban los 2 millones de lempiras.

Los datos revelados en Radio Globo también hacen referencia a cuentas bancarias de cuatro sociedades mercantiles que fueron aseguradas ya por la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), en las que también se manejaron millonarias cantidades de dinero, tanto en dólares como en lempiras.

De acuerdo a Romero, la documentación de la FESCCO es contundente al revelar que Banco Atlántida sirvió de vehículo para que esta red lavara activos haciendo préstamos hipotecarios a los titulares de las propiedades de procedencia ilegal.