Quintín Soriano clama a Dios de rodillas para que detenga Covid-19

294
Quintín Soriano
Las imágenes en las que Quintín Soriano aparece de rodillas, rápido se difundieron en las redes sociales.

CHOLUTECA, HONDURAS. La mañana de este martes, al actual alcalde de Choluteca, Quintín Soriano lo captaron arrodillado en la Concha Acústica de la ciudad sureña mientras clamaba ante Dios para que detenga la pandemia de COVID-19, una enfermedad que ya cobró la vida de 83 hondureños, según el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager).

Soriano, en unas escuetas declaraciones que brindó a medios de comunicación, dijo que imploró para que el divino creador derrame bendiciones y tenga piedad por su pueblo desobediente.

Cabe mencionar que las imágenes en las que Quintín Soriano aparece de rodillas, rápido se difundieron en las redes sociales.

En las instantáneas, el jefe edilicio aparece cubriendo su cuerpo con la bandera de Honduras. Y le acompañan varias personas en la Concha Acústica de la ciudad.

Se debe apuntar que días atrás, el alcalde sureño criticó fuertemente a pobladores de Choluteca. Eso por no obedecer las instrucciones de confinamiento e impedir contener los contagios en esa zona del país.

Asimismo, en esa oportunidad y con un tono molestó, el edil expresó: “Va a ser chorrera y después cuando digan hay tres (casos) en un barrio, dos en el otro barrio, en la otra colonia cuatro casos, otra chorrera… de mierda. Esa es la palabra, chorrera de mierda, o quieren que lo diga de otra manera”.

Es preciso indicar que a la fecha, Choluteca registra 11 casos positivos de COVID-19. Aunque aún no hay muertes por el virus en ese sector de Honduras.

Quintín Soriano

Nota relacionada: Choluteca: Cierran negocios por una semana para contener el COVID-19

Alcalde de Choluteca: Si mercaderes no hacen caso, Policía cerrará locales

Esta semana, por orden del alcalde Quintín Soriano, los mercados de Choluteca, permanecerían cerrados. Sin embargo, los propietarios hicieron caso omiso y se apostaron a atender a los pobladores.

A pesar de que la orden es cerrar, los mercaderes no acataron y se instalaron en sus puntos de venta para ofrecer sus productos sin equipos de bioseguridad y arriesgándose al contagio del COVID-19.

Cabe recordar que el uso de mascarillas es obligatorio y existen nuevas disposiciones como la de transitar cada día un solo dígito. Evidentemente, esta medida los mercaderes de Choluteca la desacataron por completo.

Sin duda, a través de medios locales se pudo observar la notoria presencia de la población de Choluteca. Estos también llegaron a los mercados para comprar principalmente productos alimenticios.

Algunos de los comerciantes andaban mascarilla, otros la portaban, pero de forma incorrecta; un gran número no portaba mascarilla, así como los compradores.