Honduras: Entérate cómo curar quemaduras provocadas por el sol

444
Aléjese del sol durante las horas en las que los rayos solares son más intensos, entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m

REDACCIÓN. En estas vacaciones de Semana Santa, la mayoría de veraneantes no toman en consideración las medidas que deben tener para evitar las quemaduras provocadas por el sol.

Una quemadura solar es el enrojecimiento de la piel que ocurre después de estar sobreexpuesto al sol. Este tipo de lesiones normalmente es visible y va empeorando con el pasar de las horas.

Los posibles síntomas incluyen:

  • Piel roja y sensible que está caliente al tacto
  • Ampollas que aparecen de horas a días después
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar), incluyendo fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea
  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar
  • El dolor es peor entre las 6 y 48 horas posteriores a la exposición al sol

Factores que hacen más probable la quemadura solar:

Los bebés y niños son especialmente sensibles a los efectos quemantes del sol, por lo que es recomendable tener cuidado especial con ellos y colocarles bloqueador solar cada dos o tres horas.

Por otra parte, las personas de piel clara tienen mayor probabilidad de sufrir una quemadura solar. Pero incluso la piel oscura y negra se puede quemar y debe protegerse.

Hora en que es más intenso el sol

  • Los rayos del sol son más fuertes durante las horas de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. En ese sentido, el reflejo del agua, la arena o la nieve puede intensificar los rayos solares que causan quemaduras.
  • Algunos medicamentos (tales como el antibiótico doxiciclina) pueden hacer que usted sea más susceptible a las quemaduras solares.
  • Algunas afecciones como el lupus pueden hacerlo más sensible al sol.

Si sufre de quemaduras solares, estas son algunas de las cosas que le pueden ayudar a tratarlas

Tome un baño o ducha fría, coloque trapos frescos y húmedos sobre la quemadura.

NO utilice productos que contengan benzocaína o lidocaína. Estos pueden causar alergias en algunas personas y empeorar la quemadura. Si presentan ampollas, los vendajes secos pueden ayudar a prevenir la infección.

Si la piel no presenta ampollas, se puede aplicar una crema humectante para aliviar la molestia. NO use mantequilla, vaselina ni otros productos a base de aceite. Estos pueden bloquear los poros de manera que el calor y el sudor no pueden escapar, lo cual puede provocar una infección.

NO toque ni arranque la capa superior de las ampollas. Los medicamentos de venta libre como el ibuprofeno o paracetamol ayudan a aliviar el dolor causado por la quemadura.

Las cremas de cortisona pueden ayudar a reducir la inflamación. Se debe usar ropa holgada y de algodón e ingiera mucha agua.

Remedios caseros para tratar las quemaduras por sol:

 La Sábila o Aloe vera: Es muy recomendable para el tratamiento de quemaduras de sol, ya que proporciona un alivio relajante y ayuda en el proceso de curación. Lo puedes aplicar directamente en la piel afectada para aliviar la comezón y el ardor. Su gran contenido de colágeno acelera la regeneración de la dermis. Te recomendamos cortar una rama de la planta y pasar la parte de la pulpa sobre la zona.

Hojas de llantén: El llantén es una planta muy recomendada para el tratamiento de quemaduras. Puedes utilizar las hojas frescas bien lavadas y aplicarlas sobre la herida.

También se pueden triturar las hojas y obtener el jugo, para luego aplicarlo sobre la quemadura.

Rodajas de tomate: El tomate es el vegetal con mayores propiedades humectantes que existe. Se puede utilizar para problemas de quemaduras por diferentes motivos, siempre y cuando se trate de quemaduras superficiales que no sean de gravedad.

Se puede preparar un batido y utilizar la pulpa del mismo. Esta se aplica sobre la zona afectada y se deja actuar unos 15 minutos antes de retirar con agua fría.

¿Cómo prevenir las quemaduras por sol?

Utilice un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de 30 o superior. Los protectores solares de amplio espectro protegen tanto de rayos UVB como de rayos UVA.

Aplique una cantidad abundante de protector solar para cubrir por completo la piel expuesta. Aplíquelo nuevamente cada 2 horas o con la frecuencia que indique la etiqueta.

Aléjese del sol durante las horas en las que los rayos solares son más intensos, entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m.