Mayoría de quemados por pólvora en el HEU son del interior del país

49
quemados en el Hospital Escuela
Sin embargo, los quemados por pólvora en el HEU en comparación a años anteriores, se ha logrado disminuir la incidencia de niños quemados.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El presidente de la Fundación del Niño Quemado (Fundaniquem), Omar Mejía, dijo que la mayoría de los casos provienen del interior del país.

Mejía, explicó que “esto indica que la campaña que lanzó la Alcaldía Municipal de Distrito Central (AMDC); ha creado conciencia entre los padres de familia, al no permitir que los niños usen pólvora”.

En ese sentido, las autoridades de los principales centros hospitalarios del país, indicaron que hasta la fecha han ingresado 11 personas por quemaduras debido al uso inadecuado de pólvora.

De acuerdo al registro del Hospital Escuela Universitario (HEU), a este centro asistencial han ingresado seis quemados; de los cuales cuatro son adultos y dos niños. Además, por esta causa falleció una persona de la tercera edad.

Mientras en el Mario Catarino Rivas,  se han atendido cinco casos con quemaduras severas producto del uso de artefactos explosivos.

Ante ello, Mejía recomendó a las demás municipalidades supervisar la fabricación y comercialización de pólvora. Esto, ya que son los menores de edad los más perjudicados.

Sin embargo, el galeno destacó que en comparación a años anteriores, se ha logrado disminuir la incidencia de niños quemados. “Hemos disminuido, después de tener 234 quemados, ahora tenemos cifras de 14 cada año”, señaló.

Cabe mencionar que, según estimaciones de autoridades hospitalarias, el costo de un tratamiento para atender un paciente con quemaduras es de 18,000.00 lempiras diarios, pero depende del grado de las quemaduras.

Lea también:  Salud: continúa crisis entre gobierno y médicos hondureños

Antecedentes 

Los menores de edad por lo general son los más afectados por la pólvora.

El 2016 cerró con 40 personas quemadas por pólvora, esto, según información de las autoridades de la Secretaría de Salud.

Solamente en el HEU se atendió a 15 pacientes Por su parte, el Hospital Mario Catarino Rivas, atendió a 23 personas afectadas por manipular fuegos artificiales.

Además, el Hospital del Sur atendió una niña que perdió cuatro dedos por explosión de un mortero en su mano y un joven de 23 años en el occidente del país. Del total de pacientes quemados por pólvora la mayoría son niños, representando un 60 por ciento.